miércoles, 26 de septiembre de 2007

Silencio


                                                                   I

                    “Una mañana, contaba Reb Shem, Reb Yahé que aún era adolescente, vino a verme a mi casa. Su estado de gran sobrexcitación, el discurso incoherente que me expuso, me hicieron una impresión penosísima. Yo probaba, con palabras que soltaba lentamente, apelando indirectamente a su memoria, a llevarle a expresarse inteligiblemente. Nada. Tenía la sensación de que él leía, como los difuntos, un libro al revés y de que fuera del espejo, ninguna intervención podía restablecer, en su boca, la ordenación de las frases pronunciadas.
 
                    Entonces, le tendí una rosa de mi jardín añadiendo: Hijo mío, en los seres y en las cosas hay un orden y una armonía que no podemos romper sin peligro de comprometer hasta su nombre. ¿Cabe igualar esta rosa?

                     Al cabo de unos días, Reb Yahé me visitó de nuevo. Llevaba, en la mano, una flor semejante a la que yo había cortado para él y me la ofreció con estas palabras: Maestro, me ha vuelto el juicio. Mi alma ha recobrado la disposición de sus pétalos y su perfume.”

(“Tú sueñas con escribir un libro. El libro está escrito.” Reb Zaidan.)



Edmond Jabès. Traducción de José Martín Arancibia (Revista Creación. Nº1)





Four Lilies Time Lapse


Tags: ,          Powered by Qumana

18 comentarios:

Chechu dijo...

Qué duro es el silencio a veces pero cuando te acostumbras y te gusta siempre llega alguien para alterarte y romper la mejor música interior que no es otra que el silencio.

Francisco Machuca dijo...

Este poema es para tí,Lucía:
Cada cosa requiere su tiempo.
Cada tiempo,su eternidad.
Cada eternidad,su instante,
y cada instante,su pétalo de rosa.
Cada rosa,el perfume
de lo ya escrito,antes
de ser soñado.
Besos.

Entre mareas dijo...

A veces perdemos rápidamente la la armonía, a pesar de que la naturaleza nos indique a cada momento la importancia de mantenerla.
Preciosa imagen

Un abrazo

Salamandra dijo...

La armonía se lleva dentro, es natural, creo que más que perderse se olvida o se aparta para dejarse llevar por el caos.

39escalones dijo...

Precioso vídeo (casi se puede oler).
"El libro está escrito". Enorme.
Besos

ordet dijo...

gracias por compartir la profundidad y belleza de esta rosa, un abrazo

botón dijo...

La aspiración máxima "recobrar la disposición de sus pétalos y su perfume".
Precioso el vídeo.

Un abrazo, Lucía

malvisto dijo...

¨El libro está escrito¨.... bellísimo, diría que está guardado en el cajón listo para leer.
abrazos!

Fernando dijo...

Siempre lo he sentido, pero nunca lo había sabido expresar; y menos de manera tan hermosa.
En estos momentos también necesito recobrar la disposición de los pétalos y el perfume del libro escrito.
Pero nadie dijo que fuera fácil.

mandarina azul dijo...

Qué belleza, Lucía. ¡Gracias!

:)

comopompasdejabon dijo...

Mis mariposas casi trasparentes vinieron buscando la armonia del color de la belleza y se posaron en tu sabia calavera.
Enzulzadas del sabor a miel del polen de tus lilium, se regresan a casa, dejandote un beso en aleteos.

Azul caleidoscopio dijo...

Que bonito post, me alegras la manhana Lucia. Re dejo este verso de David Escobar.
"La armonía es un río transitable.
Cada aurora embarcamos
corriente abajo, en ceremonia inédita."
Besos.

Elena dijo...

¿Cómo haces para crear posts tan bellos? Casi se puede oler el perfume de las flores...

Un abrazo

ukey dijo...

Me ha encantado el video. Sí señora.

Un besazo.

el mono dorado dijo...

perfecto.simplemente perfecto.
me dejas como abeja atolondrada por tu miel.je.

Acarillum dijo...

... ;)

Lucía dijo...

Mi contestación en el post del 28 de setiembre.
Abrazos.

denise makedonski dijo...

A veces es tanto lo que sentimos dentro que explota en nosotros como una turbulenta tempestad, pero luego vuene la calma y todo retoma su lugar..Un beso cariñoso..Chauuu!!denise