lunes, 24 de septiembre de 2007

Sinestesia




Arrebato (1979). Iván Zulueta



ROSA DEL SANATORIO

Bajo la sensación del cloroformo
Me hacen temblar con alarido interno
La luz de acuario de un jardín moderno
Y el amarillo olor del yodoformo.

Cubista, futurista y estridente,
Por el caos febril de la modorra
Vuela la sensación, que al fin se borra,
Verde mosca, zumbándome en la frente

Pasa mis nervios, con gozoso frío,
El arco de lunático violín,
De un sí bemol el transparente pío

Tiembla en la luz acuaria del jardín,
Y va mi barca por el ancho río
Que separa un confín de otro confín.




La pipa de kif. Ramón María del Valle Inclán


Tags: ,    Powered by Qumana


19 comentarios:

39escalones dijo...

Siempre es bueno echarle un vistazo al barbado maestro. Y qué decir de "Arrebato", magnífica.
¿Por qué Iván Zulueta está tan poco reivindicado por la cinematografía española? Olvido injusto, uno más.
Besos

SONIA dijo...

El gran "pícaro" Valle, es siempre una pasada como juega con todas las posibilidades de la luz. Y estoy de acuerdo con 39, Zulueta es otro de los "sin nombre" rentable en este país y por tanto no cuenta. Vi esa pelí cuando no era una peli que debía ver y tal vez por eso me parece imprescindible. No he querido volver a verla porque de un tiempo a esta parte he comprobado que esa manida frase de "el tiempo lo desmitifica todo" es demasiado cierta.

Un abrazo.

comopompasdejabon dijo...

Hola Lucia, ya de vuelta y con un articulo excelente, hubiera deseado que siguiera el video ¡ me atrapo!.
Muchos saludos y feliz semana

Francisco Machuca dijo...

Hola Lucía.Veo que te has incorporado con fuerza y arrebato,eso es buena señal;la empresa no ha conseguido restarte ingenio.
Valle es uno de los escritores españoles que más admiro después de Cervantes.El fué el mejor de la generación del 98.Y de Zulueta todavía recuerdo el impacto que me causó su película.
Besos.

MK dijo...

Valle Inclán y Zulueta.
Me encantan esas mezclas . Ese increiblemente bien provisto desván que tienes.Siempre sorprendes.
Bienretornada.

entrenomadas dijo...

Estupenda forma de regresar.
Ya te echábamos de menos.
kisses

Tesa dijo...

Saboreo las imágenes de Arrebato y huelo los versos de Valle Inclán, mientras palpo un si bemol que llevo en el bolsillo como talismán.

Inquietante, tu post. ¿Qué te han hecho en ese encuentro de trabajo? ¿Tan duro, fue?

Interesante.

Besos, Lucía

David Hidalgo dijo...

Fantástico el poema de Valle Inclán. Siempre reivindicable.

Fernando Sarría dijo...

Valle Inclán?..uhmm..muy bien Lucía, ahora el que se irá hasta el Pilar soy yo..de vacaciones a Sicilia...besos y sigue tan estupenda.

ordet dijo...

qué regreso, "arrebato" qué joya del cine, vamos, la dirige un americano y es obra de culto hasta en la luna... coincido con 39 escalones en la importancia de Iván Zulueta, al igual que el gran Víctor Erice... un saludo

botón dijo...

Qué bueno Don Ramón María (así me gusta llamarle)
Y ese final... mmm quizá la barca de Caronte...

Me alegra tu vuelta!
Un beso

Fernando dijo...

Hasta el título es sugestivo: es lo que producen blogs como éste.
Abrazos.

malvisto dijo...

...Que separa un confín de otro confín.

Y este mes, septiembre, que para no tiene fin. Ni siquiera alcanzo a ver la orilla aquella de octubre.

abrazos!

Noemí Pastor dijo...

Me quedo con las ganas de que me expliques cómo se te ha ocurrido unir a Valle-Inclán con Zulueta.
A mí se me ocurre una explicación, pero querría leer la tuya.

denise makedonski dijo...

Has hecho una buena combinación entre poesía e imágen...Me gustó el conjunto y la imágen me atrapó..Besitos cariñosos..Denise

Dédalus dijo...

Bueno, bueno! Menuda sorpresa, encontrar a Valle y a Zulueta. Dice mucho de ti, que los hayas traído. No son dos personajes, lo que se dice populares... Y, sí, dice lo suficiente como para que vuelva y te siga, Lucía.
De cerca.

Besos.

cacho de pan dijo...

vaya lunes, lucía!
arrebato, una verdadera joya, admirable e incomprendida (don pedro el facilón vende y produce más)y el poema de valle que no conocía, espléndido.
sin(an)estesia
gracias.

El lenguaraz dijo...

Vi Arrebato hace 25 años, y me pareció sorprendente y turbadora; no sé qué efecto tendría hoy sobre mí, tampoco creo que sea un ejercicio productivo esta especulación. En cualquier caso, me parece oportuno traerla hoy aquí, junto a la poesía de Valle Inclán.

Aprovecho para dejarle una traducción, y la no certeza de haber vuelto:


Hay un mundo oscuro acechando; hay tragedias anunciadas y/o absurdas,
aguardando su oportunidad para hacerse con los mandos de tu vida; hay
contratiempos asimismo, con una simultaneidad que parece pactada, por
los cánones burlones del destino. Hay luz y color, contrapuestos a la
ceguera de los ojos y el espíritu; hay momentos para cada sensación, y dar así sentido a las otras.
Nunca podrás caer, si antes no estabas subido a un proyecto, o unsueño, o simplemente cuando la vida, decidió llevarte de excursión,
por los verdes campos del bienestar, al pescante de su carromato.
Esto también pasará, me digo, y es un suspiro tan hondo, es tal el esfuerzo para la esperanza, que mi corazón me pide un respiro.

Lucía dijo...

No ha sido el dichoso cursillo sino la inexorable entrada del otoño la que con luz tenue me ilumina.
En mi reino de ultramar acepto serenísima todo ayuntamiento, así pueden matrimoniar el director pop y el esperpéntico escritor sin que iglesia u otra sinrazón se interponga. Sin duda la sinestesia los une. Valle y Zulueta, atlánticos y disidentes, también puede ser. Arrebato (además este esplendido fragmento) y Rosa de sanatorio, dos obras indiscutibles. Y, por fin, es que me llegan muy adentro.
Está empezando a llover.
Abrazos.