lunes, 17 de septiembre de 2007

Prudentia iuris


                                                      XVI
         1.    Dijo: El hombre cabal entiende la equidad; el insignificante, su ganancia.
                                                      XVII        
         1.    Dijo: De la substancia de la justicia el hombre honrado hace sus obras. (Aliter: el hombre honrado hace sus actos con la substancia de la equidad).
         (Como en las últimas palabras del Ta S'en:
         El tesoro de un Estado es la honradez.
otras variantes:
         El capital del Estado es la honradez.
         La riqueza de un Estado es su honradez.
         La prosperidad de un pueblo es la honradez de su gobierno.)



Analecta de Confucio traducida por Ezra Pound. (Antología. E. Pound. Traducción José Coronel Utrecho y Ernesto Cardenal. Visor de poesía.)




Taraf de Haidouks

Tags: , , ,        Powered by Qumana


7 comentarios:

39escalones dijo...

Otra magnífica combinación de texto y música (y qué pocos Estados honrados cuántos insignificantes los dirigen...)
Besos

Noemí Pastor dijo...

¡Cuántos siglos predicando lo mismo y qué poco efecto!

MAYA dijo...

Lucía: He dejado en mi blog un suspiro de un deseo para ti.

Un beso,

Maya

Naty dijo...

¡Hey! Hay algo en mi blog para tí... Pasa por allá, te espero ;)

fgiucich dijo...

Cuántas verdades desperdiciadas!!! Abrazos.

Entre mareas dijo...

¿Será que no existen hombres cabales? ooooo que sólo los insignificantes estan interesados en gobernar los estados, sin haber leido jamás a Confucio.

Un abrazo

Fernando dijo...

Preciosa la combinación de palabras y música entre los bandidos que son honrados y honrados que son bandidos.