martes, 18 de septiembre de 2007

Berthe Trépat


[...] En la esquina de la rue Tournefort, Oliveira se dio cuenta de que llevaba todavía el cigarrillo entre los dedos, apagado por la lluvia y medio deshecho. Apoyándose contra un farol, levantó la cara y dejó que la lluvia lo empapara del todo. Así nadie podría darse cuenta, con la cara cubierta de agua nadie podría darse cuenta. Después se puso a caminar despacio, agachado, con el cuello de la canadiense abotonado contra el mentón; como siempre, la piel del cuello olía horrendamente a podrido, a curtiembre. No pensaba en nada, se sentía caminar como si hubiera estado mirando un gran perro de lanas colgantes y apelmazadas moviéndose bajo la lluvia. De cuando en cuando levantaba la mano y se la pasaba por la cara, pero al final dejó que le lloviera, a veces sacaba el labio y bebía algo salado que le corría por la piel. Cuando mucho más tarde y cerca del Jardín des Plantes, volvió  a la memoria del día, a un recuento aplicado y minucioso de todos los minutos de ese día, se dijo que al fin y al cabo no había sido tan idiota sentirse contento mientras acompañaba a la vieja a su casa. Pero como de costumbre, había pagado por ese contento insensato. Ahora empezaría a reprochárselo, a desmontarlo poco a poco hasta que no quedara más que lo de siempre, un agujero donde soplaba el tiempo, un continuo impreciso sin bordes definidos. "No hagamos literatura ", pensó buscando un cigarrillo después de secarse un poco las manos con el calor de los bolsillos del pantalón. [...]
Rayuela. Julio Cortázar






Danza macabra. Camille Saint-Saëns

Tags: , , , ,    Powered by Qumana


14 comentarios:

Gwynette dijo...

Cortázar, el mago de las palabras, el gran construidor de imágenes. Hace tanto tiempo que leí Rayuela que no me acordaba de este pasaje..

Besos :-)

Eryx Bronte dijo...

Una novela dura, demasiado a veces, pero Cortazar deja algo para la posteridad. Besos Lucía

Francisco Machuca dijo...

Tal y como están las cosas no hay nada más agradable que tomar un whiski,releer Rayuela,obra cumbre del maestro Cortázar,y,poner de fondo,suave,muy suave a Saint-Saëns.Mi querida Lucía,el mundo vá demasiado deprisa para que pudan gozar de ciertas lentitudes.Yo he disfrutado con tu post.
Besos.

SONIA dijo...

Lucía es estupendo cuando alguien te hace recordar que un día fuiste joven y soñaste con pisar las huellas de los personajes de Cortazar. Ahora que ya soy mayor todo se ve de manera distinta, El Jardín des Plantes ya no impresiona tanto, será por eso que soy tan fan de la imaginación. Gracias por ese pedacito de esperanza que es tu post de hoy.

Un abrazo

Fernando Sarría dijo...

Es curioso me acuerdo de esta parte de la novela y del encuentro con la vieja y la mendiga...te deja el sabor de la destrucción interior...besos guapa.

39escalones dijo...

"Rayuela", novela entre las novelas, magia en palabras.
Saint-Saëns, has escogido una pieza magnífica. Felicitaciones al pianista, eso es ceder el protagonismo a la música, y lo demás cuentos.
Excelente post
Besos

Alejandro Figueroa - Piastorem dijo...

Que hermoso libro... Pasan los años, pero esa novela no me la saco más de la cabeza... Tiene unas imagenes increibles.

Gracias por volverlo a mi...

Saludos, desde argentina...

Viuda de Tantamount dijo...

Cortazar no escribia....pintaba.

B x C

fgiucich dijo...

El laberinto magnífico de Cortazar. Abrazos.

Atenea dijo...

Me enviaste directo al pasado, hace algunos años un viejo a mor me regalo Rayuela, y él decia que me parecía tanto a Maga... De eso hace bastante, y cuando leí esto, parace que lo vivia nuevamente...
Saludos

denise makedonski dijo...

Desde el cole fuí adicta a Crtázar y hoy que han pasado muchos años sigue fascinandome.. Rayuela es una señora novela, algo dura quizás.. Aúnque sabes siempre siento nostalgia por sus pequeños cuentitos,los que hizo antes de viajar a Paris, tenían un toque de Borges que me encantaba...Besitos cariñosos mi amiga..Magnífico el acompañamiento musical..Chauuu!!Denise

Noemí Pastor dijo...

¡Anda! Yo hice un comentario el otro día y no se ha publicado. ¿O no lo has publicado, Lucía, porque era confidencial? En fin, decía que, aquí, entre nosotras, confieso que no he leído "Rayuela". Shame on me!

Lucía dijo...

Rayuela es un libro que enamora, tiene momentos duros pero merece la pena.
Perdona Noemí, tu comentario seguro que se ha perdido, llevo unos días con el correo haciendo unas locuras increíbles.
Abrazos.

MK dijo...

No lees un dia "Rayuela".
Rayuela se instala un dia en tu vida y se queda allí , acompañándote.
Os encontrais y os olvidais durante años y os volveis a encontrar.