martes, 22 de mayo de 2007

Los nueve sastres, de Dorothy L. Sayers.

El título del libro hace referencia a un dicho inglés: "Nine tailors make a man", nueve campanadas por la muerte de un hombre, seis campanadas por la muerte de una mujer. Las campanas son los protagonistas de este libro: Gaude, Sabaoth, John, Jericho, Jubilee, Dimity, Batty Thomas y Sastre Paul. Y como no, lord Peter Wimsey, el gran protagonista, es un maestro en campanología y así lo demuestra al principio del relato, cuando por un accidente sufrido la tarde de Nochevieja se ve obligado a permanecer en la casa del párroco de Fenchurch St Paul, quien va a celebrar la entrada del nuevo año con un carillón de nueve horas de duración. Pero surge un contratiempo, uno de los campaneros enferma de gripe y el evento está a punto de ser suspendido hasta que lord Wimsey acude al rescate y se ofrece como experto campanero para ocupar el puesto vacante. Ni que decir tiene que el carillón resulta perfecto, sin ningún fallo, para regocijo de todos.
Unos meses después, cuando se disponían a enterrar a un vecino del pueblo en la misma tumba que su esposa, descubren el cadáver de un forastero al que no pueden identificar ya que le han desfigurado la cara y le han cortado las manos. Entonces, el párroco solicita a lord Wimsey que regrese al pueblo para que les ayude y aconseje. La identificación del fallecido no resulta nada fácil debido al estado en que se encuentra el cadáver. Tras varios meses de investigación y colaboración con la policía, y un viaje a Francia,  lord Wimsey logra averiguar quién es el muerto, pero la causa de la muerte y el asesino se le resisten. Será por casualidad, en las siguientes Navidades, mientras el pueblo sufre una inundación de catorce días, cuando lord Peter descubra quién fue el asesino y cómo lo hizo. La sorpresa está garantizada, y ya les adelanto que no fue el mayordomo.

"Los nueve sastres" está inspirado en los lugares donde transcurrió la infancia de la escritora, en las ciénagas de East Anglia. Y el personaje de la adolescente Hillary Thorpe bien podría ser la misma escritora.



-Sí, a eso me refería. Empiezas a imaginarte cómo sucedió todo y luego, gradualmente, tienes la sensación de que te lo has inventado.
-¡Hum!- exclamó Wimsey-. Si su mente trabaja así, algún día será escritora.
-¿De verdad lo cree? ¡Qué curioso! Quiero ser escritora. Pero ¿por qué lo dice?
-Porque tiene mucha imaginación, y eso se refleja en el mundo que sus ojos ven, hasta que llegue un día en que será capaz de analizar su propia experiencia objetivamente y verlo como un producto de su cabeza, que existe independientemente de usted. Tiene suerte.
-¿De verdad?- preguntó Hilary, que parecía muy emocionada.
-Sí, aunque la suerte le llegará más hacia el final de su vida que hacia el principio, porque los demás no entenderán el modo de funcionar de su mente. Empezarán por creer que es usted una romántica y una soñadora, y después se sorprenderán al descubrir que es un mujer dura e insensible. Se equivocarán con ambos juicios, pero nunca lo sabrán, y usted tampoco lo sabrá, al principio, y le preocupará.
- Pero eso es exactamente lo que me dicen las otras chicas en la escuela. ¿Cómo lo ha sabido? Aunque, claro, todas son idiotas; bueno, la mayoría.


"Los nueve sastres". Dorothy L. Sayers. Editorial Diagonal. Clásicos Gimlet.

Tags: , ,    Powered by Qumana

7 comentarios:

39escalones dijo...

No conocía a la autora ni a la novela. Me la apunto, y ya van muchas. No voy a hacer otra cosa este verano que leer (lo cual, tampoco está nada mal...).
Saludos

Lucía dijo...

¡Yo me pondré al día con las películas!

Azul caleidoscopio dijo...

Me encanta una buena novela policial. Como la recomiendas asi, ya me la busco. Por ahora te espero en mi casa de cine. Saludos.

Francisco Ortiz dijo...

Tu comentario, y sobre todo el texto seleccionado, me han captado más que la buena crítica de Guelbenzu en El País sobre otra novela de Sayers, te lo prometo. Un saludo.

Lucía dijo...

Francisco,me siento muy agradecida por este generoso halago. Un abrazo.

Aguinaldo Medici Severino dijo...

Hola Lúcia, como va todo? Usted dejó un comentario en mi resenha de Montalbán y ahora en la resenha de Durrell. Gracias por las informaciones. Del Ledesmas nunca leí nada, pero anoté tu informaccíon y voy a buscar algo de elle. Yo pasé a acompañar de lejos tu blog. Espero que podamos continuar intercambiando ideas sobre literatura en el futuro. Abrazos para ti. Aguinaldo

Lucía dijo...

Muito obrigada, Aguinaldo.Estou a visitar o teu blog casi todos os días.É muito interesante. Beijos.