jueves, 12 de junio de 2008

Paso

Siempre algo más en Vagabundia.


En el tercer libro de La república, Sócrates, tras haber examinado los efectos corruptores de la poesía con ejemplos sacados principalmente de Homero, observa que “la mentira es inútil para los dioses, y para los hombres es útil sólo a modo de medicina”. De esta cláusula restrictiva se deriva una afirmación de carácter general: “De ahí que a los jefes de la ciudad y nunca a los demás, les está permitido mentir a causa de los enemigos o de los ciudadanos, en beneficio de la propia ciudad”. Pero semejante facultad le es explícitamente negada al ciudadano particular: de hecho, mentir a los jefes es peor que mentir al médico, al profesor de gimnasia y al piloto de la nave, esto es, a aquellos a quienes confiamos cuerpo y vida.

Estas mentiras con vistas al bien común son mitos. Platón cuenta uno, quizá de origen fenicio: todos los hombres han nacido de la tierra, si bien mezclados con metales más o menos preciosos (oro,plata, hierro, bronce) que deciden su puesto en la jerarquía de la ciudad ideal (gobernantes, auxiliares, campesinos y demás trabajadores manuales). Un pasaje de la Metafísica de Aristóteles recoge el tema del control social por medio de los mitos, si bien lo considera desde un punto de vista histórico:

Los hombres originarios y antiquísimos ocultaron estas cosas [esto es, la existencia de un único motor inmóvil y de un único cielo] en la forma del mito y en esta forma las han transmitido a sus descendientes, diciendo que tales cuerpos celestes son divinidades, y que la divinidad abarca toda la naturaleza. El reto ha sido añadido con posterioridad, siempre míticamente para convencer a la mayoría, y se ha utilizado para imponer la obediencia a las leyes y por razones de utilidad. Se dice que esos seres divinos son semejantes a los hombres y a los demás animales, y se añaden otras cosas que derivan de éstas y que son muy parecidas a ellas.


Ojazos de madera: nueve reflexiones sobre la distancia. Carlo Ginzburg. Editorial Península (2000)

Technorati tags: , ,

10 comentarios:

David dijo...

Increíble.
No te lo vas a creer, pero ayer estuve a punto de poner este video en mi blog. Qué casualidad.
Me parece increíble que de los millones de videos que hay en youtube hayamos dado precisamente con el mismo.
Será por esta conexión mental por lo que me gusta tanto este blog?

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Me parece terrible dotar a los gobernantes de la legitimidad de mentor para proteger al pueblo del enemigo. Eso es lo que hace Bush y otros muchos en la historia convirtiendo al pueblo en peleles.

39escalones dijo...

Impresionante, Lucía. Tanto el vídeo como el texto. Te has superado.
Un abrazo

Soy una estrella en este firmamento pampeano dijo...

Lo más terrible, y temible, Fanmakimaki, es cuando los gobernantes ellos mismos se asignan dotes y, ellos mismos, son el enemigo. Se me ha puesto la piel de gallina, ¿será porque soy argentina? (uau, esta rima sí que ha quedado bien cursi, con vuestro perdón!!)
Excelente corto animado, muy fuerte.

Miho Sakato dijo...

hola Lucia!

how are you?

have your happy weekend!

besos
sakato

fgiucich dijo...

Excelente reflexión. Abrazos.

Fernando Sarría dijo...

no doy premios...pero mereces siempre mi admiración...besos.

malvisto dijo...

SE me hace tan parecido, me hace recordar, me viene a la memoria: no sé muy bien qué.
un abrazo,

BarakKhazad dijo...

qué triunfo, el LOGOS...
... que nos ha traído a donde estamos ahora...

... totalmente de acuerdo con Fanma...

fabulosa entrada, Lucía, :-)

M.M. dijo...

Excelente video Lucía. Y tu texto de lujo. Al final todo conflicto siempre terminan ocacionando las mismas bajas para ambos lados.

Un abrazo,

(realmente impresionante video)