domingo, 20 de abril de 2008

Négritude

Cobra verde (1987). Dirigida por Werner Herzog


La poesía de la negridad es épica y comprometida. Su tema esencial es la grandeza del mundo sometido a la colonización; su principal sentimiento, la solidaridad. Su último supuesto, el optimismo, puesto entre paréntesis hasta que se logre la emancipación. No hay temas personales que no puedan entenderse como la concreción en un individuo del problema general. El sometimiento, la desgracia, la degradación van a ser superados. Los mismos guerreros senegaleses que Senghor pinta pidiendo y recogiendo colillas en las frías mañanas parisienses, las toses de los atletas negros en el fondo de las minas del norte, serán reintegrados en toda su gloria al tercer día en la resurrección del continente. El amor, la relación sexual es un medio de comunicación cósmica. Es ritmo de la naturaleza. Inmersión en sus últimos misterios, los mismos que explican la explosión de una flor, los vestigios monstruosos de las especies superadas. La poesía suburbana en África se centra en los temas de la soledad, individual, intransferible; la exaltación amorosa se teñirá, a veces, de la tristeza del erotismo occidental. La pareja se junta en los solares mal alumbrados de las locations, tal vez en un hangar ferruginoso; no en un sendero junto al atareado trajín de las hormigas, entre helechos gigantes la borde de un arroyo.


Revolución y tradición en África negra. Fernando Morán. Alianza Editorial (1971).

Aimé Césaire, el padre del concepto de la negritud (El País).

Muere Aimé Césaire, el último poeta de la negritud (Papel en blanco).

13 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Desconozco todo de África, excepto que atrapa a quien la descubre. Por algo será.

goroka dijo...

Excelente y comprometido post,felicidades y un besiño!

Daniel Rico dijo...

HOLA:

muy bueno tu blog.

¿te acordas el nombre del libro que dio origen a la pelicula de COPPOLA "APOCALIPSIS NOW"??
Yo lo lei hase muchos años pero recuerdo que exponia el tema del africa de manera tremenda, en especial recuerdo la escena de los esclavos agotados que son encadenados a la sombra de un arbol para dejarlos morir.

Lucía dijo...

Hola Daniel, muchas gracias por tu visita. Supongo que te refieres a "El corazón de las tinieblas" de Conrad. Un libro magistral. Pero mi preferido de Conrad es "Nostromo", que por cierto, (ya que hablamos también de cine), Ridley Scott tomó este título para dar nombre a la nave espacial de Alien.


Abrazos.

39escalones dijo...

Me interesa mucho el tema del colonialismo, la descolonización política posterior a la II GM y la colonización económica que todavía se mantiene. Mis reflexiones en este punto serían muy largas y no vienen a cuento, pero vivimos en un mundo colonizado cultural y socialmente, pero el viejo colonialismo del XIX sigue vigente en los mismos lugares donde se dio, solo que de forma más hipócrita, oculta, subterránea.
Besos

aquí T A L I A N O dijo...

hola
por estas latitudes tenemos muy presente al indiero cristóbal. Tanto vos para hablar de lo que nunca debió ser posible, como yo para hablar de lo imposible; tuvimos la gracia (el mismo día !) de ser encantados por Herzog ;)

alotropico dijo...

Qué video increíble. El nuevo-nuevo mundo siempre va a tener lugar para músicos de talento.

Besos,

Tesa dijo...

Fuimos, los esclavizamos, disfrutamos de su exotismo, esquilmamos sus riquezas y cuando protestaron por lo poco que recibían a cambio y estaban exhaustos los abandonamos.

Esos hombres que dejan todo, hasta su vida en el camino, para poder comer y no dejar que su familia muera, viene a recordarnos al primer mundo que siguen existiendo, aunque ya no nos interesen.

Precioso el vídeo y con el inefable Herzog.

Muy bueno, Lucía. La lírica de Morán pone la nota poética.

Besos

Julián dijo...

La humanidad es como la miel: las abejas la vomitan para dar de comer a sus cachorritos. Y nosotros, los hombres, vamos a robarlas. Que metáfora!

ANA dijo...

Qué gozada aquellas películas de W.Herzog, "El enigma de Gaspar Hauser," "Aguirre, la cólera de Dios"...tantas
Otros tiempos, otros sitios, otro cine...
Ayyyyyyyyyyy!
un beso,
ana

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Aunque no tan profundo como el que citas, si que divertido y muy inteluignete el libro "El antropologo inocente" http://fanmakimaki.blogspot.com/2006/11/maquetas-de-naughty-zombies.html

que es simplemente genial y evidnecia los modos tan distintos de pensar del pueblo africano (Así en global) y el europeo o "civilizado"

Fernando dijo...

Las imágenes de guerreros senegaleses pidiendo y recogiendo colillas en París (o cualquiera que sea la ciudad) y de las toses de atletas negros en el fondo de las minas, es desgarradora; no se puede describir mejor un drama de esa magnitud.
Qué triste, Lucía.
Un beso.

entrenomadas dijo...

Estoy dándome un atracón hoy en tu blog. Y este texto me ha parecido excelente.
Lo subiré en cuanto vuelva.
Un beso,

M