miércoles, 2 de abril de 2008

Amén

Ha llegado el momento de clausurar estos ejercicios y agradecer a todos de nuevo el entusiasmo y el cariño con el que han participado. Que la paz de espíritu sea con todos ustedes.

Huellas de Emilio y Susana, mi cuñado y mi hermana, que pasaron un par de días en tierras cántabras y pudieron ir a la playa y todo.

Y mientras otros disfrutaban del sol y de la arena yo festejaba la lluvia que caía a cántaros. Esta fotografía la tomé desde la puerta principal del trabajo.

15 comentarios:

Andy dijo...

Es que la lluvia es arena hecha de agua.

Noemí Pastor dijo...

Bonito cierre. Bonito contraste entre estas dos últimas.

danielsan dijo...

hola lucía, gracias por el comentario dejado en tardamucho.
danielsan

Piel de letras dijo...

Querida señorita Lucía. MIL gracias por el ejercicio compartido con todos tus lectores. Ha sido realmente un privilegio estar en hermanable contacto espiritual con tanta gente de tan diversos puntos del mundo.

Besos

39escalones dijo...

Estupendo final. A ver si para la próxima edición me apunto... aunque como fotografíe yo lo que veo desde el trabajo, será deprimente.
Besos

Esti dijo...

Ha sido una semana llena de buenas fotos y opciones. La he disfrutado y me ha abierto nuevas puertas. Gracias.
(Te he dejado un premio en mi blog; pasa a recogerlo cuando quieras...)

Francisco Machuca dijo...

Pasos en la arena.Sombras en la lluvia.Es todo lo que queda después de una huída o un encuentro.
El regreso.Amén.

Besos y un fuerte abrazo.

cacho de pan dijo...

¡no sabes cómo, cuánto, de qué manera envidio tu lluvia!

Nohema Rios dijo...

Hola, primera vez que visito tu blog, me gustó mucho. Las fotografías están estupendas. Regresaré a leerte...
Te dejo un abrazo!

MK dijo...

Sutiles en su manera de mostrar la nostalgia y el recuerdo.Preciosas fotos.

malvisto dijo...

Uy, el cierre.... creí que era tinta regada. Muy buenos ejercicios.

Un abrazo,

ordet dijo...

qué bonito final, pero ojalá sea el principio de una saga... qué bellas fotografías, la arena, la lluvia... qué rastro de belleza dejan estos ejercicios espirituales... un gozo para el espíritu, un abrazo

Fernando dijo...

Ite, missa est.
Pero antes, un beso.

comopompasdejabon dijo...

Punto y final? ¡¡esperamos que no!!

SoL LuNaR dijo...

oM