jueves, 31 de enero de 2008

Filete grande y jugoso


Filete grande y jugoso a la Ernie's

La única carne jugosa y delicada es la carne roja de ternera de primera clase, es decir, que tiene que llevar un mínimo de catorce días colgada en la cámara frigorífica. El filete más jugoso y exquisito se corta del solomillo, como el chateaubriand: del centro del solomillo. Lo mejor es freírlo o hacerlo a la parrilla. Debido a su grosor, el centro puede -y debe- quedar sangrante.

Para dos personas:

  • Doble filete de lomo (400-800 g)
  • Caldo de carne (o vino)
  • Mezcla de aceite y mantequilla

Untar la carne con los dedos mojados en aceite (¡no golpear!), después freír con una mezcla de mantequilla y aceite en una sartén de cobre de media altura y fondo grueso, que impida que la grasa salpique. Hervir el jugo junto al vino o el caldo de carne, hasta que se forme una salsa cremosa. De guarnición se pueden tomar patatas, fritas o asadas con mantequilla, verduritas de todo tipo, tomates a la parrilla y frescos. Como acompañamiento se recomienda un Borgoña tinto o un Beaujolais no demasiado joven.


El libro de la cocina de Hitchcock. Berndt Schulz. Editorial Temas de hoy.

Dedicado a Alfredo, director y productor de 39 Escalones.

16 comentarios:

39escalones dijo...

Lucía, estoy sofronizado por completo... Muchas, muchas gracias por la escena, por la dedicatoria (y sobre todo por lo de "productor", que me ha hecho mucha ilusión) y por la receta. En cuanto llegue a casa me preparo un filetón de éstos. Tendrá que ser acompañado de tintorro o agua del Ayún (del ayuntamiento...), pero no se puede tener todo.
Para aficionados: observar la técnica perfecta de la escena, sobre todo el barrido de la cámara desde un primer plano de Stewart hasta el plano general del comedor, y luego el juego picado-contrapicado de Novak y Stewart. Los genios lo son por algo.
Gracias, Lucía.
Besos

39escalones dijo...

Ah, y de postre, requesón, o más bien, requesona...

Lucía dijo...

Me alegro de que te haya gustado. No recordaba que tenía ese libro en casa y cuando lo encontré ayer pensé: ¡voy a hacer un post para Alfredo!
¡Espero que disfrutes de la receta, pero sobre todo del postre! Siempre es lo mejor...

Besos.

goroka dijo...

Mamma mía qué rico,las grasas saturadas,jajaja!!

Luisa Miñana dijo...

Merecídisimo este estupendo post-escena-receta para Alfredo. ¡Eso es una cámara!

Ajenjo dijo...

La receta está muy bien, aunque si Hitchcock me invitara a cenar no me sentiría muy a salvo.

beso
A

fgiucich dijo...

Don Alfredo entendía mucho de cine, pero muy poco de carnes. Tal vez nunca pudo probar un bife de chorizo en Argentina. Abrazos.

ANA dijo...

Bueno, esto es inaceptable,
a la hora de cenar, vengo y leo esto.
Qué puedo hacer,
huevos con patatas y salchichas
o croquetas con ensalada,
o queso, nueces y fruta?
Me rindo! quiero un filete Chatobriand de esos, con verduritas frescas (en sartén de cobre) of course!
besos dulces para terminar la cena
ana.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

MMMMMMMMMMmmmm, el chatebriaund (o como se escriba) Que rico!!!

Vertigo es una peli increible. El fetichismo es bestial.

Fernando dijo...

Hay carnes mucho más sabrosas. Y no necesitan un vino de acompañamiento. Ni postre.
Un beso, Lucía.

El lenguaraz dijo...

Una escena muy triste, que afortunadamente, nos fué dado, a posteriori, cumplido consuelo.
Sabido es que el mundo, se divide en dos clases de sibaritas, los de la cazuela, y los otros, los de aire libre y parrilla con tintorro en la diestra.
Yo no dudo que esta receta, sea uno de esos momentos cumbre en lo que a la pancita se refiere, pero aquellos que nunca hayan probado la carne de vaca (que no de ternera), asada pacientemente con carbón vegetal, no saben lo que se han perdido. La consistencia que se obtiene es exáctamente a la sugerida como óptima en la receta, pero con olor a humo procedente de las sucesivas modificaciones de la materia,y oyendo cantar a los estorninos. No hay color.

Piel de letras dijo...

¿Escuchaste ese sonido?
¡fueron mis tripas!
Se lee rico, no he desayunado. Con tu permisito.

Besos

Noemí Pastor dijo...

Al final va a resultar que Hitchcock era vasco.

Francisco Machuca dijo...

Pobre Hitchcock.Al final de su etapa estaba sometido a un estricto régimen alimentario,pero eso sí,seguía bebiendo grandes cantidades de cerveza.El director fue,sobre todo,un director de escenas de familia.En su última película;Famili Plot,vemos al inspector de policía disfrutar de comidas suculentas fuera del ámbito familiar,porque su mujer lo tiene a régimen.
Estupenda y deliciosa entrada Lucía.
Besos y un fuerte abrazo.

samuel dijo...

película grande y jugosa... como la receta Saludos.

comopompasdejabon dijo...

No sabia que tenia un libro de cocina, aunque por su volumen era previsible, lo que esta claro es que hacia delicioso el hecho de sentarse en una butaca y mirar a la pantalla gigante sin parpadear durante dos horas.
Ultimamente no puede decirse que esto sea lo usual.

PS, La explicación técnica de 39escalones seguro que de esto " algo mas que un poco sabe( aunque no entendi nada glup)