lunes, 15 de octubre de 2007

Otomanos





Ecología otomana

Cuando el conde Potocki visita Estambul, la actitud que hoy llamaríamos ecologista de sus habitantes cautiva inmediatamente su atención. Si tenemos en cuenta que por aquellas fechas Jovellanos se lamenta de la indiferencia de los castellanos a los ya escasos árboles de la Meseta, convencidos como están de que "empañan la pureza del aire" -razón por la cual no responden, no obstante su pobreza, a los incentivos pecunarios de los "ilustrados" en favor de la repoblación forestal-, la postura diametralmente opuesta de los otomanos resulta en verdad notable:
"Pero lo que acabrá sin duda de ganar vuestro ánimo tocante a los turcos -escribe- es su respeto a los árboles. Cortarlos es un delito inconmensurable que solivianta al vecindario; así, harán lo imposible para evitarlo. A menudo he visto tiendas edificadas en torno a un gran plátano que emergía por el techo y lo cubría con su follaje, o paredes atravesadas con ramas que no habían tenido la osadía de cortar. En su mayor parte, los árboles viejos están ceñidos de terraplenes destinados a sujetar sus raíces."

Estambul Otomano. Juan Goytisolo.




Día de la acción del blog

Tags: , , ,     Powered by Qumana

21 comentarios:

Nosotras mismas dijo...

Este árbol es real o está pintado?

Es precioso.

Besos

39escalones dijo...

Envidiable actitud para con los árboles la de los amigos turcos en aquel entonces. Lástima que tiempo después fuera otra muy distinta, o que, durante siglos, esa benevolencia para con los árboles no se extendiera al resto de los seres vivos, sobre todo a las jaurías de perros que desde siempre han pululado a sus anchas por Estambul.
Pero, eso sí, con los árboles, un diez sobre diez. Igualito que aquí.

comopompasdejabon dijo...

Tomas Savery es el culpable,¿quien le mandaría a él descubrir la máquina de vapor?
No pensó en la ambicion sin límite del ser humano.
A donde llega el " progreso" ( ¡ que ironia! llega la destrucción...y asi hasta que explote ¡ cuando vivamos en la Luna con quien van a hablar los poetas!

Feliz dia del Blog Action day

entrenomadas dijo...

Lucía, ese árbol es bellísimo. Oye, por favor, guardarme unas hojas de las que se caen. Me ha dejado hechizada. He tenido que olvidarme de él para leer el texto que es brillante.

Quiero un árbol en mi barrio así, YA!

Besos

denise makedonski dijo...

Mi querida amiga, ojalá nosotros tuvieramos esa actitud con los árboles y la naturaleza en general...Tu escrito optimista junto con esa hermosísima imágen me alegran algo el corazón, abrumado por tanta falta de respeto por nuestro habitat..Un besote mi amiga y ojalá nuestro granito de arena sirva de algo..Linda semana..Chauuu!!!Denise

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Bien por tu colaboración al Blog Action Day.

Magnífico aporte y bellísima foto del árbol.

dable dijo...

Interesante. Debo leer más blog.

zel dijo...

OHHHHHH, por fin encuentro a alguien enamorad0 de la novela negra, poooor fin....!!!! Bueno, vaoy a pasarme cada dos por tres, ahora a estufiar que mañana tengo una PAC (estudio de noche, trabajo de día, en medio cuido a la familia, y a ratos el blog) Hasta pronto,

cacho de pan dijo...

bien por los otomanos! aunque los de ahora no sé si seguirán con tan buenas costumbres.
feliz blogactionday!

malvisto dijo...

Excelente; creo que se nos olvida muy pronto lo bien que la pasabamos cuando nos subíamos cuando pequeños a los árboles.....

abrazos!

ukey dijo...

Me ha encantado el árbol, menudo color!

Increíble!

Saludos!!

alotropico dijo...

¿Y no se siguen subiendo?

La mejor manera de no cortar un árbol es trepándose a él.

Francisco Machuca dijo...

Empecé amar a los árboles de niño cuando leí El Señor de los Anillos.Ancianos,sabios,lentos,maravillosos.Siento una gran tristeza por todos los árboles que han sido talados a lo largo de la historia.Como soy un fanático de los cuentos de hadas me entristece saber que ya no quedan bosques viejos en toda Europa,es decir,ni hadas,ni trolls,ni faunos...en fín que ya estoy leyendo de nuevo El Señor de los Anillos y vigilar las tierras de Mordor donde residen las sombras.
Besos.

Miss Missing dijo...

Creo que mi árbol favorito es el pino negro, ese que se retuerce en lo alto de las laderas a causa del viento y la nieve pero que sigue en pie pase lo que pase. :) Besote!

Fernando dijo...

Uno de los mayores placeres que he disfrutado es tomar café o té bajo esos árboles otomanos.
Un tulipán por Estambul.
Y un beso.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Quien no respeta a la naturaleza y a todos los elementos vivos que la forman, no se respeta a si mismo.

Piel de letras dijo...

Yo también pienso/siento que es un crimen cortar un árbol. En mi tierra no hay demasiados, y supongo que por ello disfruto la vista de cada uno.

Besos, señorita Lucía :o)

botón dijo...

Si al menos atendiéramos a las palabras de Felipe II al Consejo de Castilla, en 1582...

"Una cosa deseo ver acabada de tratar, y es lo que toca a la conservación de los montes y aumento de ellos, que es mucho menester y creo que andan muy al cabo. Temo que los que viniesen después de nosotros han de tener mucha queja de que se los dejemos consumidos, y plegue a Dios que no lo veamos en nuestros días..."

Un beso, Lucía

Entre mareas dijo...

Es la única actitud correcta, nos falta tan sólo aplicarla.

Un árbol precioso, encontrar uno así debe ser dificil.

Un abrazo

Marco dijo...

Yo no comentare nada del texto, aunque podria, pero has tenido comentarios más que sufientes sobre él.

Solo decirte que tengo debilidad por la simetria y, sinceramente me encanta esa foto.

xarleen dijo...

o.O! Que guapada de árgol, es precioso, me encanta ^^