sábado, 1 de septiembre de 2007

El guardián de los libros



El guardián de los libros

Ahí están los jardines, los templos y la justificación de los templos,
La recta música y las rectas palabras,
Los sesenta y cuatro hexagramas,
Los ritos que son la única sabiduría
Que otorga el Firmamento a los hombres,
Cuya serenidad fue reflejada por el mundo, su espejo,
De suerte que los campos daban sus frutos
Y los torrentes respetaban sus márgenes,
El unicornio herido que regresa para marcar el fin,
Las secretas leyes eternas,
El concierto del orbe;
Esas cosas o su memoria están en los libros
Que custodio en la torre.

Los tártaros vinieron del Norte
En crinados potros pequeños;
Aniquilaron los ejércitos
Que el Hijo del Cielo mandó para castigar su impiedad,
Erigieron pirámides de fuego y cortaron gargantas,
Mataron al perverso y al justo,
Mataron al esclavo encadenado que vigila la puerta,
Y siguieron al Sur,
Inocentes como animales de presa,
Crueles como cuchillos.
En el alba dudosa
El padre de mi padre salvó los libros.
Aquí están en la torre donde yazgo,
Recordando los días que fueron de otros,
Los ajenos y antiguos.

En mis ojos no hay días. Los anaqueles
Están muy altos y no los alcanzan mis años.
Leguas de polvo y sueño cercan la torre.
¿A qué engañarme?
La verdad es que nunca he sabido leer,
Pero me consuelo pensando
Que lo imaginado y lo pasado ya son lo mismo
Para un hombre que ha sido
Y que contempla lo que fue la ciudad
Y ahora vuelve a ser el desierto.
¿Qué me impide soñar que alguna vez
Descifré la sabiduría
Y dibujé con aplicada mano los símbolos?
Mi nombre es Hsiang. Soy el que custodia los libros,
Que acaso son los últimos,
Porque nada sabemos del Imperio
Y del Hijo del Cielo.
Ahí están en los altos anaqueles,
Cercanos y lejanos a un tiempo,
Secretos y lejanos a un tiempo,
Secretos y visibles como los astros.
Ahí están los jardines, los templos.



Jorge Luis Borges.

Dibujo: Castillo de lápices. Nelson Olivera.

Tags: , , ,     Powered by Qumana

18 comentarios:

El lenguaraz dijo...

Gracias Lucía, esta es la mejor forma de empezar un día; preciosa imagen acompañando al Sr. Borges, a quien en su país de origen, más de la mitad de la población rechaza, si haberlo leído siquiera.

39escalones dijo...

Coincido con El lenguaraz, y me indigno ante el hecho de que se rechace a Borges, incluso habiéndolo leído. En fin.
Preciosa imagen. Ahora me pregunto cómo será el sacapuntas para mantener la casa bien afilada...
Besos

mixtu dijo...

que bonito
li e reli
tambien quiero ser el guardian de los libros e de las almas de los libros

abrazo desde Tomar, donde estoy com mi carmencita

Francisco Machuca dijo...

Vuelves a impresionarme Lucía.Borges es uno de mis escritores más queridos.
Sorprendente imágen.
Besos.

boton dijo...

Una gozada de letra e imagen.
Pobre Hgsian... rodeado de tesoros literarios y no puede disfrutarlos...

Esperemos que los libros tengan un futuro en libertad.

Un beso

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Un placer visitar tu espacio durante esta temporada. Ahora marcho de vacaciones, pero no sin tener en la recámara algunas de tus lecturas. Besos.

Juan Manuel Macías dijo...

Borges en estado puro. Y qué bueno ese "Castillo de lápices". Me he paseado muy gratamente por tu blog. Un abrazo.

J.M.

Miss Missing dijo...

Es irónico que el custodio de los libros no sepa leer y sin embargo los guarda con esmero, más bien con devoción para que no se pierdan en el olvido. Un ser contradictorio y supongo que de contradictorio tenemos todos algo, ¿no?.

Elena dijo...

Inquietante imagen. El poema de Borges es precioso. Contradictorio, como todo él, pero lleno de fuerza y simbolismo.

Saluditos

mandarina azul dijo...

Qué grande Borges, Lucía.
Y genial el dibujo con el que lo acompañas. Voy a ponerme a buscar sobre Nelson Olivera. ¡Gracias!

Besos.

Bohemia dijo...

Yo reconozco que tengo que descubrir a Borges, aún no me he dado la oportunidad...

Me ha encantado lafoto, es una chulada...

Abrazos

cacho de pan dijo...

lucía, cuántos regalos!
el día del blog me lo agendaré, borges vive conmigo, pero esa peli desconocida, existe de verdad?
y las fotos! no me había enterado. gracias de nuevo.
te linkeo, vale.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Lucía:
Hoy escribi un poema "márgenes". En una de esas múltiples coincidencias del hilo virtual vengo a contestarte a tu mensaje "la vida no tiene sentido pero hay que vivirla", con un "enhorabuena" y encuentro este sublime poema borgiano que enmarca esa palabra en su centro neurálgico. Recomiendo enfáticamente a quienes no han leído al maestro ciego que comiencen urgentemente con la tarea.

Cito en mi poema a otro gran autor, el de Cien años de soledad. ¿Qué mayor soledad que la del guardián de libros? Ese que ni siquiera sabe leer. Muy buena tu elección fotográfica.

Paz Espera dijo...

-Un laberinto de símbolos -corrigió-. Un invisible laberinto de tiempo. A mí, bárbaro
inglés, me ha sido deparado revelar ese misterio diáfano. Al cabo de más de cien años, los
pormenores son irrecuperables, pero no es difícil conjeturar lo que sucedió. Ts'ui Pên diría
una vez: "Me retiro a escribir un libro". Y otra: "Me retiro a construir un laberinto". Todos
imaginaron dos obras; nadie Pensó que libro y laberinto eran un solo objeto. El Pabellón
de la Límpida Soledad se erguía en el centro de un jardín tal vez intrincado; el hecho
puede haber sugerido a los hombres un laberinto físico. Ts’ui Pênmurió; nadie, en las
dilatadas tierras que fueron suyas, dio con el laberinto; la confusión de la novela me
sugirió que ése era el laberinto. Dos circunstancias me dieron la recta solución del
problema. Una: la curiosa leyenda de que Ts’ui Pên se había propuesto un laberinto que
fuera estrictamente infinito.
(El Jardín de senderos que se bifurcan, El Aleph)
Borges se plagia una y otra vez. El poema que haz puesto me llevo a muchas lecturas, pero escogí este fragmento para regalártelo.
Un abrazo, Paz.

Tesa dijo...

Me encanta el dibujo, aunque es un poco inquietante. Igual de inquietante y hermoso que estos textos de Borges. Yo amo los libros,no podría vivir sin ellos, por eso me apenaría tenerlos a mi alcance intuyendo que guardan tesoros y sabiduría y no poder leerlos como le ocurre al protagonista del relato.

Besos, Lucía.

Noa dijo...

Borges el creador de universos vectoriales poéticos.

Un gran señor, digno de ser recordado en las mas oscuras y tétricas pesadillas.

"Este es el fin de los principios mas austeros y en la ceguera veo"

argonauta33 dijo...

Me ha encantado este post. Espero que estés muy bien. Besos.

fgiucich dijo...

Un señor escritor. Abrazos.