domingo, 15 de julio de 2007

Semana Negra II

Ayer volví a la Semana Negra para asistir a la presentación de los dos libros de Guillermo Orsi: Buscadores de Oro y Nadie Ama a un policía. Además de Orsi en la presentación estuvieron Alejandro Gallo, jefe de la policia local de Gijón y autor de Una mina llamada infierno; y el escritor Raúl Argemí, autor de Penúltimo nombre de guerra, además de otras muchas novelas.
La presentación fue muy corta, apenas media hora, primero habló Alejandro Gallo, después Raúl Argemí y finalmente con solo 10 minutos para contar alguna anécdota, Guillermo Orsi. No hubo tiempo a hacer preguntas ni comentarios por parte de los asistentes ya que los que presentaban el siguiente libro estaban ocupando, sin solución de continuidad, su sitio en la sala.
Después de la presentación Guillermo Orsi firmó ejemplares de sus libros y yo conseguí que me dedicase mi ejemplar de Nadie Ama a un policía que, por cierto, está subrayado de cabo a rabo. Como bien dijo Alejandro Gallo este es un libro para subrayar, no cabe duda; de lo que no estoy tan segura es lo que dijo de que no era un libro para leer de un tirón en una tarde (algo imposible por el número de páginas) sino para saborearlo con calma durante varios días. Por circunstancias personales yo lo leí en una semana, pero si hubiese tenido un par de días libres de compromisos lo hubiera saboreado de un tirón.
Para leer más información sobre esta presentación pueden visitar A Quemarropa.
"La Semana Negra nació y vivirá en Gijón" ( La Voz de Asturias - 15/07/2007 )

Tags: ,       Powered by Qumana


7 comentarios:

Ontokita dijo...

pues la buscaré para darle mi visto bueno, agradecida

entrenomadas dijo...

Compré por Internet "Una mina llamada infierno". Supe de ella por la radio y me apeteció mucho.
Ahora tomo nota de las sugerencias que haces.
Me tengo que poner al día.
Besos

botón dijo...

mmm creo que tengo que ir un año a la Semana Negra

:)

Un abrazo!

Noemí Pastor dijo...

Me ha dejado pasmada eso de que el jefe de los munipas publique novelas.

Lucía dijo...

Desconcertante ¿verdad?.

Enrique Bienzobas dijo...

Alejandro M. Gallo, no solamente es un policía local, es un gran autor. Ya antes de escribir novelas hacía ensayos, tiene uno sobre Foucault. Tiene una novela que se llama Caballeros de la muerte, sobre la vida de un escolta de Negrin; otra titulada Asesinato de un trotskista, otra más, Una mina llamada infierno... Como persona es encantador. Este año ha sido el cronista de la semana en A Quemarropa, que se puede bajar gratis en www.semananegra.org.
Yo creo que él se refería, cuando hablaba de no leer de un tirón, a que es una novela para disfrutar. A mi me ha pasado muchas veces que, a punto de terminar una novela, la dejo porque me da lástima acabarla.
Salud

Lucía dijo...

Enrique, gracias por la información. A mi cuando me gusta una novela no puedo dejarla, tengo que leerla de un tirón, me fastidia tener que dejarla para hacer otras cosas, pero la disfruto igual y cuando la acabo también siento un poco de tristeza.
Un abrazo.