viernes, 13 de julio de 2007

Nadie ama a un policía, de Guillermo Orsi

Contexto: Buenos Aires, diciembre de 2001, El Corralito, estado de excepción, saqueos de comercios, caceroladas, bancos cerrados, ahorros desaparecidos y el presidente Fernando de la Rúa a punto de abandonar el gobierno. ¿Se acuerdan, verdad? Pues en el epicentro de la crisis se verá envuelto Pablo Martelli, alias Gotán, ex policía federal y vendedor de sanitarios desde hace 20 años. La noche del catorce de diciembre rompe su promesa de no atender el teléfono después de medianoche y contesta a la llamada de un amigo que requiere su ayuda. Sin pensarlo dos veces y después de reponer el agua y el alimento de su gato Félix Jesús, Martelli conduce seis horas hasta llegar a casa de su amigo en una villa costera en la que vive con su joven amante.
Desgraciadamente, cuando llega, su amigo ya está muerto y su amante ha desaparecido. A partir de aquí los acontecimientos se precipitan, la joven amante aparece asesinada en la habitación de hotel de Martelli y la hija de su amigo es secuestrada.
En las diferentes etapas de la búsqueda de la hija secuestrada, Martelli es ayudado por varios singulares personajes: el forense Burgos y sus amigos los policías Ayala y Rodríguez, el periodista Pepa, un juez federal...
Un libro que atrapa desde la primera página, trepidante y con sorpresa final.
La lectura nos anima a entonar el texto con un cierto deje porteño.
Guillermo Orsi ganó el II Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona con este libro editado por la  Editorial Almuzara.
El sábado día 14 de Julio el autor presentará esta novela en la XX Semana Negra de Gijón.



-Pero es que usted no puede pretender alcanzar alguna comprensión de las complejidades del alma humana sin haber leído a tipos como Faulkner. ¿Qué lee usted, Martelli?
-Informes forenses, cuando era cana. Y folletos de fábricas de sanitarios, son muy lindos, por lo general a todo color. Me llevo uno a la cama y duermo en paz.


 



Perfume. Bajofondo Tango Club.
Tags: , ,            Powered by Qumana

11 comentarios:

Fernando dijo...

Me ha encantado la respuesta de Martelli. Un casta :D

Lucía dijo...

A mi también, voy a buscar de esos folletos a ver si consigo dormir mejor.
Un abrazo.

Entre mareas dijo...

Yo también Lucía!
Voy a sustituir el noctamid por los folletos de fabricas de sanitarios; los informes forenses no me harían ningun efecto,que soy muy morbosa.

Un abrazo

39escalones dijo...

Tiene una pinta estupenda, y el marco es más que sugerente, en plena "Memoria del saqueo".
Me apunto a la respuesta de Martelli, aunque si de concebir el sueño se trata, me temo que necesito el sanitario entero.

botón dijo...

Por lo que cuentas, el libro promete. Y buen evento la Semana Negra de Gijón para ser presentado.

ufffffffffff ¡folletos! ¡horror!
:-))

ALBERTO LÓPEZ dijo...

ójala el día tuviera 40 ó 50 horas para poder deborar todas las magnificas lecturas que nos apuntas. Aún así tengo más de una en el tintero que seguro caeran pronto.Un abrazo.

Tesa dijo...

Hola, Lucía, a mí no me gustan mucho las novelas de polis,aunque leo a Menkel, pero se la regalaré a mi chico que le encanta descubrir autores nuevos de este género.
Besos.

Lucía dijo...

Yo también necesito unas cuantas horas más al día para hacer todo lo que me gustaría hacer, pero de momento habrá que conformarse...
Tesa, a mi Mankell me parece de los mejores.

menta producciones dijo...

A mí también me ha encantado la respuesta... muy bueno el espacio, saludos/desde Argentina.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Te recomiendo a Carlos Salem su novela camino de ida es excepcional este escritor argentino.

Abrazos

Miss Missing dijo...

Me han dado ganas de leerlo.
Un beso. :)