lunes, 9 de julio de 2007

La ciudad en la que quería vivir


Cuando era un chaval, esa palabra, Cinecittà, evocaba un tipo de ciudad en la que quería vivir.

Federico Fellini.



Esta es la entrada a la exposición dedicada a celebrar los 50 años de Cinecittà, que se realizó en Roma en el año 1996. Tuve que decidir entre perderme esta exposición o dejar a mi marido sin conocer el Vaticano. Queda patente cuál fue mi elección. Como pueden ver por la foto todo el mundo prefirió visitar San Pedro.



Los decorados de la película Ben-Hur.



A la derecha se puede ver el vestido que lucía Romy Schneider en la película de Visconti, Luis II de Baviera. A la izquierda, una imagen de la película.



La ciudad del cine.


Tags: ,     Powered by Qumana

20 comentarios:

Rouge dijo...

Señorita Lucía, no diga más, ya lo ha dicho todo: Fellini!

laura dijo...

Ah! Fellini, sempre fellini, adoro. Adorei sua escolha :)
faria a mesma.
Bj Laura

NoSurrender dijo...

Bueno, yo conozco bien Roma y no dejaría de recomendar mirar al inmenso techo, doblando el cuello hasta el dolor, en la capilla Sixtina.

No te lo pierdas si tienes ocasión de volver.

¿Te bañaste vestida de negro en la Fontana de Trevi? :)

Ontokita dijo...

pues fue mejor así porque tuviste un mundo de ilusión sólo para ti

Como Pompas De Jabón dijo...

Buena eleccion Lucia, porque sin duda tiraste las monedas en la Fontana di Trevi, la dolce vita...pero la Cupula entrando el sol por las ventanas altas y bajando en rayos hasta el altar mayor hummm tienes que volver si no aun no lo has visto.

Ciao cara

Bohemia dijo...

Siempre me gustó la sonoridad de esa palabra "Cinecittà", tan evocadora!!!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Esa palabra me recuerda a Fellini en Casanova.

ribemependros dijo...

Qué suerte, buena elección debemos dejarnos guiar por nuestras propias intuiciones y desde luego nunca hacer caso a los maridos. Regla número 1

39escalones dijo...

Ay, hoy me has dado de plano... Yo escogí la Capilla Sixtina y los Museos Vaticanos (uno no puede perderse el Laoconte o la estatua ecuestre de Carlomagno...), pero Cineccità, qué buenos momentos nos ha dado a todos (y a veces, malos...).
Un abrazo

Lucía dijo...

Que conste que el Vaticano yo ya lo conocía y mi marido prefería la exposición de Cinecittà, así que no fue difícil elegir. Él es más de Fellini y yo de Visconti, pero a pesar de todo nos llevamos bien. Lo de bañarse en la Fontana di Trevi ya era más complicado porque llovía y el agua estaba helada.
Saluti a tutti.

entrenomadas dijo...

AY, Lucía yo también soy de VISCONTTI, es herencia materna.
Pobrecico, la próxima vez llevalo al Vatticano a que se retuerza el cuello un ratico mirando la Capilla.
Sabes que fui en enero y que estuvimos un montón de rato con muy, muy poca gente mirando la Capilla.
Fue muy especial


Besos de cine italianos

Fernando dijo...

Quien haya visto y gozado con Intervista de Fellini, habrá sentido como era la vida en los estudios de Cinecittá.
Excelente, Lucía.

Lucía dijo...

Qué envidia, Entrenómadas, encontrarse pocos turistas en la Capilla debe ser una especie de milagro.
Bacci.

Salamandra dijo...

¿Los decorados de Ben Hur son la spina del circo?

Me gustan mucho.

Lucía dijo...

Salamandra, si no me falla la memoria, estas en lo cierto.

mixtu dijo...

parece-me que haceste la mejor opção...
e o vaticano estará lá sempre com este ou outro papa...

abrazo com um lagarto ao ombro :)

MK dijo...

Aquí me habrias pillado. No he estado en Roma...a estas alturas de mi vida. Habrá que ponerle rápido remedio. Pero creo que intentaré ir a los dos sitios

Piel de letras dijo...

Ya te iba a decir "irredenta" jejeje pero luego leí que ya conocías el Vaticano. Así que bueno, te felicito por la elección.
Apapachos

fgiucich dijo...

Cuando quise visitarlo había una huelga y me quedé con las ganas. Abrazos.

Entre mareas dijo...

Sabia elección, además nunca hay que conceder caprichos a los maridos, que luego se acostumbran.

Un abrazo