sábado, 23 de junio de 2007

Tesoro


El buscador de tesoros tiene que ser muy cuidadoso con todo lo que hace, y también ir lavado y limpio. Hay que estar muy bien preparado para tener paciencia. Paciencia, tiempo y dedicación son algunas de las características del buen buscador. No son los más listos los que encuentran tesoros, y algunas veces son niños, o tontos, y también encuentran tesoros los ciegos.
El tesoro hay que querer encontrarlo y soñar durante mucho tiempo con él.

El buscador de tesoros. Álvaro Cunqueiro.

               

Supongo que muchos excavadores confesarían haber sentido asombro, casi desconcierto al penetrar en una cámara cerrada y sellada por manos piadosas tantos siglos antes. En aquel momento el tiempo como factor de la vida humana perdía todo significado. Han pasado tres o cuatro mil años quizá desde que un pie humano pisó por última vez el suelo en que uno está y, sin embargo, al notar las señales recientes de vida a su alrededor -el recipiente medio lleno de argamasa para tapiar la puerta, la lámpara ennegrecida, la huella de un dedo sobre la superficie recién pintada, la guirnalda de despedida arrojada sobre el umbral- uno siente que podría haber sido ayer. El mismo aire que se respira, que no ha cambiado a través de los siglos, se comparte con aquellos que colocaron la momia allí para su descanso eterno. Pequeños detalles de ese tipo destruyen el tiempo y uno se siente como un intruso.

La tumba de Tutankhamón. Howard Carter.



Tags: , , ,                Powered by Qumana


13 comentarios:

Naty dijo...

Respirar el mismo aire de quien ha enterrado el tesoro... Tener su sueño y el mismo deseo de que perdure a tráves del tiempo... Tan solo eso (sea alto, bajo, tonto o ciego) garantiza el encuentro de lo que se le había perdido (porque a fin de cuentas eso que buscando o no, encontró, le pertenece)... Feliz finde (con tesoro incluído :)

entrenomadas dijo...

Una vez estuve de voluntaria en unas excavaciones. Hacía tantas preguntas que decidieron prescindir de mí.
Hicieron bien, creo. Pasé mucho calor y el pañuelo atado a la cabeza me quedaba muy mal.
Intuyo que este fin de semana tienes un...tesoro.
jajaja,
kisses

39escalones dijo...

Hechos como el que describe Carter, aunque Tutankhamon fuera un faraón poco importante y de reinado minúsculo, conectan al individuo con la memoria, con la historia viva, en un lugar concreto donde los últimos cuatro mil años, simplemente, no existieron, ni Julio César, ni Colón, ni los Borgia, ni Napoleón.
Como dijo éste, "desde estas pirámides, cuarenta siglos nos contemplan".
Desgraciadamente, quienes solían descubrir estos tesoros lo hacían para esquilmarlos (o poder comer), y alguno que otro se llevaba una maldición consigo. Me voy, por si acaso.

Lucía dijo...

Naty, hasta cuando dejas comentarios eres poética.
Entrenómadas, siempre me haceís reir. Te estoy viendo con el cepillo en mano persiguiendo al jefe de la excavación para acribillarle a preguntas.
Abrazos, Kisses y buen fin de semana.

Lucía dijo...

39 Escalones, tienes razón, se hicieron verdaderas barbaridades con el patrimonio cultural de muchos países.
Espero que tú huida sea momentánea.
Un abrazo.

MK dijo...

Hace años entré en unas galerias, con los arqueólogos , que se encargaban de excavar para rescatar los restos de una extraña edificación subterránea de la no menos extraña civilización de Chavín de Huantar en Perú.
NO volvería a entrar allí ni por todo el oro del mundo. Y sin embargo , entraría.

Rouge dijo...

Señorita Lucía, con su post de hoy me he animado a salir al monte en busca de tesoros. Me ha puesto sensiblera

Lucía dijo...

MK, te entiendo yo entré en la pirámide de Keops y la sensación de ahogo era insoportable.
Señorita Rouge, me tiene preocupada con su escapada al monte, vaya con cuidado no quiero que se descalabre.

RAMONET, ARTE Y CONSULTORIO SOCIAL dijo...

Dicen que solo sabe lo lejos que se puede llegar quien se atreve a andar¡¡¡ (o algo asi).
un abrazo.

Entre mareas dijo...

Seguro que tienes el tesoro al lado;no lo dejes escapar, ni lo aprietes mucho, no se vaya a asustar.
Un abrazo.

Lucía dijo...

Ramonet, tienes razón, hay que animarse.
Entre Mareas, no puedo negar la evidencia.
Abrazos.

mandarina azul dijo...

Uf, sin desdeñar el segundo texto que has elegido, me quedo con el primero. No tiene desperdicio, de principio a fin, ¡qué concentración en sólo unas líneas! Tienes un gusto exquisito cuando te pones a seleccionar.

Un besote, Lucía. :)

Como Pompas De Jabón dijo...

"Sólo muere
un amor que ha dejado de soñarse
hecho materia y que se busca en tierra."

Cuantos tesoros perdidos por no creer en ellos, feliz semana mi Luchia.