martes, 15 de septiembre de 2009

Rastrear

 

 

 

 

13 comentarios:

calamarin dijo...

Que susto... al principio pensé que se trataba de una sicofonia...

Lucía dijo...

¡Calamarín, con lo cagueta que soy ni se me pasa por la cabeza!

Un abrazo.

Alfredo dijo...

Los rastros y mercadillos callejeros son unos sitios maravillosos y auténtico termómetro de una ciudad, y una forma estupenda de encontrarse con tipos humanos de toda clase.

Abrazos!!

Raúl dijo...

Un documento sonoro de lo más contumbrista. Me ha encantado. Tanto, como mis vacaciones estivales por tu tierra.
Un abrazo.

Antonio dijo...

Jolín, me imagino con todo ese barullo de voces en la cabeza. Menos mal que son personas de verdad en el mercadillo. Parece un experimento, muy Dadá, o compraste algo?.

Felices Fiestas, Lucía.

Lucía dijo...

Alfredo, y este estaba especialmente animado ¡qué estamos en fiestas!

Raúl, la próxima vez avisa y nos tomamos un café.

Antonio, al final con la emoción de grabar y luego sacar fotos no compré nada. La próxima vez.

Besos.

eva al desnudo dijo...

A ver si lo adivino, podrían estar hablando de:
Una olla a presión
Una tostadora de pan

Besos de tendera.

39escalones dijo...

Un trocito sonoro de Oviedo. Pero cómprate algo, mujer, que si no la próxima vez la sicofonía está garantizada...
Un abrazo.

Lucía dijo...

Eva, o el tapón de una botella...

Alfredo, prometo hacer gasto la próxima vez, apuesto por algún libro o unas flores.

Besos.

Anónimo dijo...

Hola Lucía, hace tiempo que no pasaba por aquí, más bien desde que Botón dejó de actualizar su blog. (Si andas por aquí saludos)

Me pareció simpático tu audio y una buena idea. Te pediría que un día que tengas tiempo me cientes como se ponen audios en un blog pues estoy pensando hacer uno y esa parte no la sé. Te estaré muy agradecida.

Belinda

Dante B. dijo...

los tacones son tuyos?
nada lejanos en este caso

Lucía dijo...

Belinda, te dejo aquí el elance al blog Vagabundia, que fue de donde saqué cómo insertar el sonido en el post.
http://vagabundia.blogspot.com/2009/06/insertar-mp3s-con-facilidad.html
Un abrazo.

Lucía dijo...

Ay Dante, pensé que no lo iba a notar nadie, menudo oído fino tienes, pero sí, eso que se oye es uno de mis zapatos, que hace más ruido que el otro y parece que voy cojeando.

Besos.