martes, 1 de septiembre de 2009

La rentrée

Estos son los días del retorno, atrás quedan el azul y el verde, vuelven el rojo ladrillo y nuestra otra vida allí donde la dejamos. A nadie le entusiasma el regreso y menos al comisario Jan Fabel, que sabe que además le espera la maldad en estado puro, con insustituibles ingredientes como la muerte y el caos; y eso desanima al más optimista. El verano de Resurrección lo ha pasado con Susanne en la isla de Sylt, en el Mar del Norte. Su hermano regenta allí un hotel y restaurante en lo que era antiguamente una granja frisona, y siempre tiene reservadas unas suites para que puedan utilizarlas sus amigos y familiares.

Parece un buen sitio para pasar las próximas vacaciones, ¿verdad?.

La isla de Sylt, en Frisia del Norte, se extiende casi paralela a la costa en el punto en que el istmo de Alemania pasa a ser Dinamarca. En la actualidad, Sylt está conectada al continente por una delgada franja hecha por el hombre, el Hindenburgdamm, sobre la que una línea ferroviaria traslada a los ricos y famosos de Alemania a la zona del país preferida para pasar las vacaciones. La isla también cuenta con un aeropuerto regional y un servicio regular de ferry que va y viene del continente.

CRAIG RUSSELL. Resurrección. Traducción de Eduardo Hojman. Roca Editorial, 2008.

 

Fotografía tomada de Passporty.

15 comentarios:

Piel de letras dijo...

"La maldad en estado puro" que ingrediente tan interesante para llamar la atención de los lectores.

Beso y abrazo

alestedemadrid dijo...

Mmmmmm..... anoche mientras leía a Mankell pensaba que las próximas vacaciones serían en algún lugar cerca del mar en Dinamarca (Skagen?) o justo al otro lado, en Suecia...

SONIA FIDES dijo...

Estupendo planm y bárbara la fot. Te haré caso y leeré la historia.

Besos, besos.

Lucía dijo...

Piel de letras, es uno de los ingredientes de la novela negra, pero hay más y también muy interesantes.

Alestedemadrid, a mi siempre me apetece ir de vacaciones a los sitios de las novelas que leo, aunque solo sea con la imaginación porque el presupuesto no me llega.

Sonia, ya estás de vuelta ¿como va tu rentrée?

Besos.

Elena dijo...

A mí me pasa al revés, Lucía. Cuando he visitado un lugar y encuentro una novela ambientada en él me atrae mucho más, porque el conocer los rincones donde se desarrolla la historia le da mayor verismo, más realidad.

Feliz rentrée, guapa.

Un abrazo

Jeanne dijo...

Pues si, parece un lugar perfecto. Una playa practicament vacía y tan solo ocupada por unos pocos veraneantes dispersos dentro de sus (no sabría como llamar a esas estructuras).

Pero me gusta, si señor.

J-

Antonio dijo...

Que hermosa y misteriosa blancura, entre tanta "novela negra".
Que el punto de fuga esté entre el mar y la arena y las casetas 24 y 39 . ¿Quiere decir algo?. Me alegra molto tu stanza e ritorno.
Keep Bloggin ;-)

Pd: Así has logrado recuerdarme que aún nos queda verano.

Antonio dijo...

Desde luego, sería un placer de viaje. Parece que os estaban esperando.

Dante B. dijo...

qué poco sabemos los pobres...
Por suerte estás tú para desasnarnos.
No me molestaría estar allí, creo

calamarin dijo...

Yo también me pido algún sitio nórdico como "alestedemadrid" para mi próximo verano... Ya no puedo más con los infernales del levante español... (que se termine ya por favor, hoy de nuevo hemos superado los 30 grados)

Lucía dijo...

Desde luego Elena, esa es una forma de leer mucho más interesante y divertida.

Jeanne, a mi también me gustaría saber cómo se llaman esos chismes.
¿Alguien tiene idea?

Besos.

Lucía dijo...

Antonio, el poema es precioso, mil gracias.

No te creas Dante que yo estoy muy asnada también.

Calamarin no hace falta que te vayas muy, muy al norte, con que te vengas al norte del país ya es suficiente, este verano fue de lo más ligerito.

Besos.

Esti dijo...

Sí, ya estamos de vuelta. Yodavía nostágicos, todavía pesarosos. Y sin encontrar mi sitio y mi tiempo. Pero todos sabemos que en dos patadas o en dos días nos reencontraremos con la rutina y nuestra velocidad crucero. Gracias por pasarte por el blog.

Fernando dijo...

Uff, todavía estoy intentando reentrar. A ver cuándo lo consigo.
Y eso que me espera todo lo contrario que a Fabel. O eso creo...
Un beso de nuevo.

Jesus Dominguez dijo...

Me ha encantado. y me gusta el ambiente de tu blog, es muy elegante.

Un saludo

Jesús Domínguez