lunes, 20 de julio de 2009

RBD 18 Jul 09

 

Fiesta de la Virgen del Carmen en Ribadeo.

La fiesta empezó el sábado 18 de julio con el traslado de la Virgen desde la iglesia de la Atalaya hasta el puerto de la lonja donde se celebró una misa de campaña. Después los marineros subieron la Virgen a bordo de una de las embarcaciones y así dio comienzo la procesión por la Ría del Eo, que va desde Ribadeo hasta los pueblos asturianos de Figueras y Castropol. El día gris y frío no impidió que muchos devotos de la patrona de los marineros, curiosos y turistas siguiesen el evento sin perder detalle.

9 comentarios:

39escalones dijo...

Esta clase de rituales siempre me ha llamado la atención. Supongo que por su carácter ancestral que va más allá de la forma "del momento". No sé, me resultan curiosos e inquietantes a la vez.
Abrazos.

Fernando dijo...

Asisto casi todos los años a la de Santurtzi, el pueblo donde gano los garbanzos diarios. Y es impresionante, especialmente en el momento de la ofrenda.
Recuerdo una ocasión en la que había un puñado de cargueros en el puerto, y sus tripulanes advirtieron la procesión, y en ese momento de la ofrenda hicieron sonar sus sirenas sin tregua. Aún se me pone la piel de gallina al recordarlo.
Un beso.

Fernando dijo...

Las fotos, sin comentario. (para mí, como estar allí)

fgiucich dijo...

La fe combinada con la tradición. Un bello espectáculo. Abrazos.

Noemí Pastor dijo...

A mí me encantan las procesiones, por motivos parecidos a los que expone Escalones. Este agosto espero ponerme las botas. Las fotos, estupendas. Besos carmelitanos.

Dante B. dijo...

festejo tras festejo...
me gusta esa tierra a pesar de ciertos símbolos tan unidos a malos recuerdos.
Un abrazo
Preciosas las fotos.

Raúl dijo...

Las fotos son magníficas. Cerquita, muy cerquita de esos parajes, voy a estar yo en uno días.

eva al desnudo dijo...

Que curioso, no sabia que habia un pueblo llamado Figueras en Asturias, sólo conocía el de Girona. Por aquí se celebran más o menos igual, sólo lo ví una vez pero estuve todo el rato sufriendo porque me daba la impresión de que se caería la virgen al mar.
Las fotos son estupendas, impecables. Besos.

Tesa dijo...

Algún día contaré una celebración de este día en un pequeño pueblecito de Galicia de mayoría protestante en plena dictadura, parecía una peli de Berlanga.

Veo que ya te animas a hacer reportages completos. Me gusta.

Besitos, Lucía