viernes, 8 de mayo de 2009

La Bruni

 

-Ja, ja, es usted muy gracioso, caballero. Permítame contarle la historia de la trufa de Mandalay. El emperador de Mandalay se casó con una de las mujeres más gordas y feas del país. Cuando la fiebre porcina segó la vida de todos los cerdos de Mandalay, el emperador preguntó a su esposa si estaría dispuesta a desenterrar ella las trufas. En cuanto la mujer olió esa trufa en particular, quedó claro que poseía un valor indiscutible, y se vendió al gobierno francés, que la expuso en el Louvre. Allí permaneció hasta el expolio del ejército alemán durante la segunda guerra mundial. Se cuenta que Göring estuvo a escasos segundos de comérsela, pero la noticia del suicidio de Hitler le aguó la fiesta. Después de la guerra se le perdió el rastro hasta que reapareció en el mercado negro internacional, donde un consorcio de hombres de negocios la adquirió y la llevó a De Beers, en Amsterdam, con la intención de cortarla y vender los trozos por separado.

WOODY ALLEN. Pura anarquía. Tusquets Editores. Traducción Carlos Milla Soler, 2007.

Technorati tags: , ,

21 comentarios:

Antonio dijo...

Es buenísimo.
Yo conozco la historia de un pintor extremeño, Timoteo Pérez Rubio que fue director del Museo del Prado durante la Guerrra Civil y embaló toda la pinacoteca en camiones para llevarla a Suiza. Cuando llegó allí, le dieron un bocadillo y, de muy malas maneras le dijeron, puede Ud. marcharse. Anduvo por Suiza, unos días, y emigraron a México, donde falleció veinte años después. Por eso, el Prado aún es el Prado. Genial, Woody Harrelson. Lo que no entiendo es el título (¿La Bruni?)

1beso

Salamandra dijo...

Es una pena que haya "brotado" la peste porcina, Leti y Carla deben estar preparando otro duelo para fechas próximas.

Respecto a las trufas, el valor añadido según quién haga las cosas, el sentido del universo y de todo lo demás, la respuesta es 42.

Noemí Pastor dijo...

Lucía, hija, me has alegrado la mañana con la procesión mariana y Woody Allen. Ahora bien, como tengo día Rottenmeier, te voy a pegar un tironcito de orejas: Bruni, mejor Bruni a secas, sin "la". Más igualitario. Besos asuncionistas.

Salamandra dijo...

Puse un enlace en el 42 y no lo he hecho bien, o a blogger no le ha gustado. Era este:
http://es.wikipedia.org/wiki/El_sentido_de_la_vida,_el_universo_y_todo_lo_demás

Lucía dijo...

Me apetecía hacer una travesura. Bruni era una modelo y ahora es un modelo; antes anunciaba ropa, perfumes o coches y ahora anuncia un presidente. Admito que como el futbolista metido a modelo sigue caminando con las piernas arqueadas, la modelo metida a modelo sigue dejando ver su pasado. Ha conseguido sacar de los fríos palacios y de las impersonales suites la sexualidad de los poderosos, a partir de ahora ya nada será igual. Da igual que se trate de una reina, un poderoso empresario o un dictador sanguinario, allí está ella discreta, elegante, un poco sonrosada, sonriente, parece recién florecida.

Espero que la aclaración te sirva, Antonio.
Gracias por el enlace Salamandra, ha sido muy revelador.
Merecido tirón de orejas, Noemí, pero ya ves, tenía el día torcido.

Besos.

39escalones dijo...

Lucía, te superas día a día. Excelente mixtura de imágenes, texto y título (La Bruni y el Sarko...; mejor que Sarko y Bruni, que suena a dupla de payasos o a grupo de saltimbanquis).
Besos.

Microalgo dijo...

Tengo una amigo al que le encantaba la Bruni (sí, creo que se puede utilizar el artículo en algunos casos: LA Berganza, LA Castafiore...), decía que le encantaba la Bruni cuando era cantate. Luego se lió con el Nicolasillo y este amigo mío se pilló un cabreo del nueve.

― Ahora... ¡¡NI AUNQUE ME VENGA LLORANDO!! ―decía dando golpes con la palma de la mano en la mesa.

Lucía dijo...

Alfredo, no puedo con él, me supera.

Microalgo, sin llegar a tanto a mí me pasó como tu amigo, Bruni me caía bien hasta que se lío con ese infame.

Besos.

Ricardo Guadalupe dijo...

Incluso hace poco leí una declaración de la Bruni que decía que desde que está con Sarko es menos de izquierdas. Yo que ella tendría cuidado antes de que sea abducida definitivamente.

Vaya combinación, Lucía, más alucinante: la asunción, la Bruni, Allen, las trufas,... Casi parece un plato de Ferran Adrià, ¿no?, je, je (que conste que a mí la imaginación de Adrià me alucina y soy fan suyo).

Un beso, señorita chef.

Antonio dijo...

No es por meter la pata, noi disentir en demasía, pero el señor bajito que acompaña a Carla (Curioso nombre) ha salvado a l,Espagne de un buen par de marrones, jejej. Y ha colaborado mucho más que todos los anteriores.
Nada más quería decir eso.
Luego, tienes razón, es la nueva política espectáculo, pasados los story-telling o, como decía una antigua; "mucho lerele y poco larala". Al menos está Carla, eso sí.

Tienes un 10*

eva al desnudo dijo...

¿Llevarían estas sevillanas zapatos de Loboutin a la procesión?

Es genial la macedonia que has hecho con esos temas dispares, porqué ¿no estarías pensando en la Bruni como una trufa, no?

Eres delicatessen. Besos

Tesa dijo...

Que mezcla tan alucinante y motivadora. La Bruni ha nacido para primera dama, lo hace genial, y sí se puede decir, "la Bruni" como "la Callas", cuando se habla de alguien que ya sobrepasa su nombre y representa algo más.

De todas maneras, prefiero al Sarko con tacones y sus puestas en escena impecables, que la España del No-Do, uff me trae malos recuerdos, que horror. Y que conste que las monjas, los curas y sus infiernos y cielos siempre me resbalaron, me parecían fuera del sentido común. Ellos me aguraban el infierno y yo me libré de traumas y demás.

Me ha encantado, Lucía, como el aroma de esa trufa famosa y el relato de Allen.

Besitos.

Lucía dijo...

Bueno Ricardo, ¡a ver cuándo vamos a El Bulli a comernos unas trufas!

Merci, Monsieur Toni.

Tesa, yo también le he dicho adiós a todos esos traumas, resultaba agotador sentirse culpable por todo.

Abrazos.

Alba Rasín dijo...

Lucía, cariño, ¿qué te ha hecho esa pobre millonaria aristocrática para que la compares con las trufas?
Acaso no canta bien?
Acaso no está llena de gracia y salero?
Acaso no se viste con un desparpajo muy propio?

eva al desnudo dijo...

Querida ¿dónde está mi comentario?

Fernando dijo...

Si no te importa, vendré por aquí de diez a veinte veces diarias, para alegrarme el día. Lo malo es que querré más. Como un niño consentido.
Un beso trufado.

Luna dijo...

Me ha encantado tu blog. He disfrutado tanto con el post, como con las intervenciones de tus amigos.
Bueno, si me permitís, llamarle La Bruni no es peyorativo....
Las grandes del bel-canto siempre han sido "la" La Callas, La Caballé".
Estoy de acuerdo con Lucia, sobre la Bruni.
Ojo! que me dá igual lo que haga la moza...
Pero es de todo menos...natural.
Debe acabar exsausta, cuando llegue la noche....
Todo el dia posando... con los ojos, con la boca, con la cabeza, con los hombros, con las piernas...
Es lo menos natural que he visto...
Pero bueno, para gustos...colores.
A este paso, vá pasar como en el chiste: "Quién es ese señor bajito que está al lado de la Bruni?"
Un besito

Esti dijo...

ja, ja... me ha encantado este revoltijo de ideas e historias. La bruni me parece una muñeca que no envejece y el otro un madelman defectuoso... pero woody allen es lo que realmente me ha alegrado este día gris.

Lucía dijo...

¡Lo sabía! Detrás de Alba Rasín solo podías estar tú. Tienes razón, pobrecilla, no sé por qué me meto tanto con ella, ¿acaso me corroe la envidia? ¡Dios no lo quiera!

Eva, excusez moi, el gmail me boicotea los comentarios y los recibe como spam.
No te digo yo que no a eso de los zapatos, y seguro que algún vestido es de Balenciaga.

Fernando, ven todo lo que quieras, aquí toy con los brazos abiertos.

Luna, sí, sí, pero seguro que está encantada, las hay que nacieron para hacer teatro todo el día.

Esti, ¡seguro que ya se estiró el moflete!

Besos.

fgiucich dijo...

Muy bueno!!!! Abrazos.

Francisco Machuca dijo...

Dice Woody Allen:"Cada vez que alguien empieza hablándome de Dios,acaba pidiéndome dinero."

Besos y un fuerte abrazo.