viernes, 20 de marzo de 2009

El danés serbio, de Leif Davidsen

Antes de leer cualquier libro investigo un poco por ahí para documentarme. De El danés serbio encontré este apunte del autor aquí:  «Como periodista cubrí la visita de Rushdie a Dinamarca a principios de los 90, fue su primera aparición en público y aquello me inspiró la historia; también me han ayudado a ambientarla mis correrías profesionales durante la guerra de los Balcanes». Di por sentado que si las experiencias personales de Leif Davidsen le inspiraron para escribir el libro este tendría que ser bueno. Y la verdad es que no me defraudó, la historia está perfectamente ambientada y los personajes son totalmente genuinos, auténticos. El ritmo es intenso y constante por lo que es casi inevitable leerse el libro en un solo día.

El gobierno iraní ha condenado a muerte a la escritora Sara Santanda y ha puesto precio a su cabeza. ¿Qué falta ha cometido la escritora para merecer castigo tan desmesurado? Simple: escribir una novela sobre la opresión a la que están sometidas las mujeres en su país. Pero Sara es valiente y está cansada de esconderse, por lo que decide abandonar la seguridad de su refugio londinense para aparecer en público de nuevo y dar la cara. Dinamarca es el país ideal para sus propósitos, pacífico y sin terrorismo. Sin embargo, el gobierno danés desaprueba la visita, los intereses económicos son la prioridad, y Dinamarca gana miles de millones con sus exportaciones a Irán, no conviene estar a malas con un país que es un buen socio y que tiene capacidad para serlo aún más en el futuro. Y todo a causa de una extranjera que ha escrito una novela.

Los anfitriones de su visita serán el director del periódico activista Politiken y  la presidenta del Pen Club danés, Lise Olsen. Esta, tendrá que colaborar con Per Toftlund, oficial del servicio secreto danés, para organizar los dispositivos de seguridad y vigilancia que garanticen que la vida de Sara Santanda no correrá peligro durante la visita a su país.

En contraposición, un soldado profesional yugoslavo llamado Vuk se prepara para cumplir la fatwa contra la escritora. Él es la persona ideal para llevar a cabo la misión, además de ser un excelente francotirador habla danés a la perfección. Traumatizado por los horrores de la guerra y por lo que los musulmanes hicieron a su familia se ha convertido en un asesino frío y sin escrúpulos, y cuando acepta un encargo no importa quién sea la víctima. Tengo que liquidar a una mujer a quien los clérigos bastardos de Teherán han puesto precio por cagarse en el profeta y en la religión que más odio en el mundo.

LEIF DAVIDSEN. El danés serbio. Traducción de Rosa Ortiz i Huguet. Editorial Funambulista, 2008.

 

13 comentarios:

Elena dijo...

Qué buena pinta!! No sueles hacer reseñas, así que he leído esta con muchísima atención. Me has despertado las ganas de leerlo.

Por cierto, me parece una costumbre preciosa lo de ir al cine todas las semanas, y más si lo haces acompañada de alguien tan especial. Yo intento ir a menudo, pero muchas veces es imposible encontrar el tiempo. Además me encanta ver las pelis en versión original, y en mi ciudad sólo hay un cine que las proyecta así. Sin embargo intento no perderme ninguna de las imprescindibles.

Un abrazo

Piel de letras dijo...

Se lee interesante... voy a buscarlo. Tengo ganas de una excursión a las librerías.

Besos y apapachos

Francisco Machuca dijo...

A veces cuando desconoces algo y lo descubres a través de la riqueza y sensibilidad de alguien que aprecias,todo parece adquirir un sentido intrínseco.
Cuando vea este libro en una librería,también te estaré viendo a tí.

Besos y un fuerte abrazo.

39escalones dijo...

Tiene una pinta espléndida. Y tiene película, ya lo creo. Otro más a la lista.
Abrazos.

Lucía dijo...

Eres afortunada, Elena, aquí sólo hay dos cines y ninguno de los dos proyecta en versión original.

Piel de letras, si lo encuentras y lo lees ya me contarás.

Francisco, a mi me pasa lo mismo, ahora todo lo asocio a los amigos blogueros.

Alfredo, está usted en lo cierto, hay película, pero miedo me da...

Abrazos.

Esti dijo...

Justo ahora que necesitaba que alguien me recomendara un buen libro para leer... Gracias :)

Noemí Pastor dijo...

Pues tiene una pinta estupenda: conflictos religiosos y económicos, la libertad de expresión en juego, discriminación sexual, política internacional... ¿Hay historia de amor? Porque más no se puede pedir.

Lucía dijo...

Esti, seguro que hay algún refrán para esto pero no me lo sé.

Noemí, ¡Sí, sí que hay historia de amor! La más guapa y la más lista de la blogoesfera.

Besos.

eva al desnudo dijo...

..y además el danés debe ser guapísimo :)

Buena recomendación Lucía, lo desconocía por completo.

Besines

Raúl dijo...

Lucia una muy buena reseña. Simple, sin alardes.
Además la novela, como alguien ya ha apuntado, tiene una pinta excelente.

Lucía dijo...

Eva, por como lo describe el narrador no debía de estar nada mal.

Raúl, soy así, mujer de pocas palabras. Qué le vamos a hacer.

Abrazos.

fgiucich dijo...

Tendré en cuenta la recomendación. Abrazos.

Fernando dijo...

Da gusto con esa gente, de verdad. Nos harían la vida más fácil y bonita a todos si sólo se quedaran encerrados en las páginas de los libros.
Un beso blanco.