sábado, 21 de febrero de 2009

Bertolt Brecht


Ich will mit dem gehen, den ich liebe

 

 

Ich will mit dem gehen, den ich liebe.

Ich will nicht ausrechnen, was es kostet.

Ich will nicht nachdenken, ob es gut ist.

Ich will nicht wissen, ob er mich liebt.

Ich will mit ihm gehen, den ich liebe.


 

BERTOLT BRECHT. Poemas de amor. Selección de Elisabeth Hauptmann. Traducción de Vicente Forés, Jesús Munárriz y Jenaro Talens. Poesía Hiperión.

Technorati tags: , ,

16 comentarios:

Fernando dijo...

ays pues debe ser divino pero no me he enterado de nada...mecachis...besos.

_samarbea dijo...

casualidad, estoy leyendo a Bertolt Brecht... un saludo (la cita, una vez traducida es imprescindible)

dante de pan dijo...

se que habla de amor
aunque no cómo lo dice
qué palabras usa

Lucía dijo...

Este post es una protesta. Mi marido y la que suscribe estamos bastante ofendidos de que ciertas personas utilicen el nombre de Bertolt Brecht en vano. Sí, ni siquiera saben lo que están citando, sino lean la última parte del enlace.

El poema es bello, hermoso, como dice Fernando, divino. Imprescindible como comenta Samarbea y, sí Dante, habla de amor.
El poema es "Quiero ir con aquél a quien amo" y dice así:

Quiero ir con aquél a quien amo.
No quiero calcular lo que cuesta.
No quiero averiguar si es bueno.
No quiero saber si me ama.
Quiero ir con aquél a quien amo.

*************************

A mí me deja sin aliento, ¿a vosotros no?

Fernando dijo...

es un gran poeta... a mi me encanta eso que dice Silvio Rodriguez de Hay hombres que luchan un día y son buenos...etc..besos...y no os enfadéis mujer...

Francisco Machuca dijo...

A mi sí,mi querida Lucía.Decía Goethe que no existe mayor fuerza que sentirse amado,pero yo añadiría que también proporciona una fuerza desmesurada el amar sin condición alguna.
Me uno con vosotros a esa justificada indignación.

Besos y un fuerte abrazo.

Lucía dijo...

Samarbea, no encuentro donde dejar mensajes en tus blogs, así que desde aquí te doy las gracias por el enlace que has puesto.
Un abrazo.

Lucía dijo...

Fernando, como me dice una amiga cuando me ve enfadada:"ya pasó, ya pasó".

Sabias palabras, Francisco, amar sin condición... ¿hay algo más extraordinario?

Abrazos.

39escalones dijo...

Ya imaginaba yo, Lucía, que la cosa iba por ahí. Me da la sensación de que quienes ahora se ponen la piel de intelectuales comprometidos y se apropian del saber de aquellos que siempre fueron sus enemigos para hacerse fotos, cuando llevan años en los despachos pasándose dinero en billetes usados, no consecutivos y sin marcar por debajo de la mesa lo leen siempre en alemán. Por eso no saben de qué y de quiénes habla Brecht.
Merecidísima puesta del punto sobre la i.
Un abrazo.

Ricardo Guadalupe dijo...

Qué pureza, qué belleza transmiten estos versos que simbolizan el amor incondicional. Debo reconocer que hoy por hoy contemplo ese tipo de amor como una utopía, pero no por ello dejan de conmoverme. Por cierto, conocía esos versos con la siguiente traducción, que ya veo que no era textual: "Quiero estar junto a la persona que amo. No quiero saber el precio que habré de pagar. No quiero saber si será bueno o malo para mi vida. No quiero saber si esa persona me quiere o no. Lo único que necesito, lo único que deseo, es estar cerca de la persona que amo".

Hablando de Bertold Brecht, aquí en Madrid el Partido Popular, para defenderse de las acusaciones de corrupción, está citando el siguiente poema atribuyéndolo erróneamente a Brecht: “Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista, Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata, Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista, Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío, Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar”. En realidad el autor fue el pastor protestante alemán Martin Niemoeller. Ahí queda el apunte.

Disculpa lo largo del comentario, es que tu post y Brecht me han removido bastante.
Un beso

eva al desnudo dijo...

Hola Lucía
Es arriesgado amar así pero necesario para entenderlo.
El amor incondicional puede parecer incluso un acto de desesperación "no me importa si eres bueno" pero no es más desesperadamente insoportable no vivirlo?
Este post es cortito pero muy intenso, vaya si lo és.

Besos

Noemí Pastor dijo...

Vaya, qué bien, debo de vivir fuera del mundo, porque no he oído citar a Brecht últimamente.

Lucía dijo...

Sí Alfredo, esos que llevan piel de cordero.

Ricardo, de todo eso iba el asunto, pero como soy una perezosa dejé el post así, como un poco enigmático.

Eva, estoy totalmente de acuerdo, sería insoportable.

Noemí, afortunada, así no te pones de mal humor.

Besos.

Norberto dijo...

Wirklich schön.
Es precioso amar así y da mucha fuerza, pero la parte de 'no me importa si me ama' es un poco utópica. Claro que queremos saberlo. Y si es que no, intentamos que eso cambie. No sé si es una defensa del amor platónico, o es un guiño al clásico cañí 'el que la sigue, la consigue'? ;-)

Gracias por el poema.

Fernando dijo...

Como poema de amor, deja sin aliento. Pero también deja sin aliento, literalmente, ese amor cuando se averigua y se sabe.
Hace muy poco, en algún medio de comunicación, no me acuerdo cuál, he oído de nuevo atribuido a Brecht el poema de Niemoeller. Ya casi ni me llama la atención.
Un beso.

Lucía dijo...

Norberto, me quedo con el amor platónico.

Fernando, a ver cuando cambian la canción, que con esta no nos engañan.


Besos.