sábado, 12 de abril de 2008

Espíritu santo

Tabernero. Cristóbal Repetto.


OBLIGACIONES DEL BARMAN

Primera.- Respetar y querer al cliente sobre todas las cosas.
Segunda.- No utilizar jamás su nombre sin previa y expresa autorización.
Tercera.- Venerar sus gustos.
Cuarta.- Honrarle en presencia y ausencia.
Quinta.- No darle de beber con exceso.
Sexta.- No serle molesto por acción ni por omisión.
Séptima.- No cobrarle sino exactamente lo que bebiere.
Octava.- No hablar de él sino lo preciso y cierto.
Novena.- No desear los caprichos amorosos que tenga.
Décima.- No envidiar su posición ni bienestar.

TANGO - COCKTAIL

Prepárese en cocktelera:
3 ó 4 pedacitos de hielo.
8 ó 10 gotas de Orange bitters.
1/2 basito de vermut.
1/2 basito de Apple brandy.
Agítese y sírvase en copa de cocktail.


La Ley Mojada. Pedro Chicote. Ediciones Siruela (Madrid, 1987).

15 comentarios:

goroka dijo...

Jajaja,fongáme una cobita digo copita!!

Fernando dijo...

No valdría para barman, está claro.
Pero sí valgo para catador de cocktails.
Otro dry, si no es molestia...
(qué delicia de cuerdas dialogantes, por cierto)
Un beso.

Gwynette dijo...

Que bueno! Siente el orgullo de ser barman pero merécelo.

..y que guapísimo Cristobal Repetto !! o_O

Besitos

Noemí Pastor dijo...

Yo añadiría a la 8: "y siempre bien". Ahora que lo pienso, esto vale para barmen y para el mundo entero.

ANA dijo...

mmmm, lo que daría por tomarme uno ahora, con buena música de fondo y luego bailar ese tango...
un drybeso,
ana.

Elena dijo...

Un decálogo excelente para cualquiera, no sólo para los barman. Quizás podríamos hacer una excepción con el quinto en fechas señaladas, pero el resto de obligaciones convertirían el mundo en un lugar un poquito mejor.

Un saludo

MK dijo...

Un Whisky Sour en el Gimlet , o en el Boadas.

39escalones dijo...

Buenooooo, me lo voy a imprimir y se lo voy a llevar a una camarera que yo me sé, a ver si el nº 1, lo de "querer al cliente sobre todas las cosas" se lo aplica... aunque sea sobre la barra...
Si puedo me preparo el coctail ese, a ver qué tal.
Fenomenal post.
Besos

Ajenjo dijo...

Me imprimo este decálogo y se lo entrego en mano al barman del bar donde paro, porque lo está necesitando.
Y de paso me tomo algo que contrarreste este frío.

beso
A

malvisto dijo...

Y falta este otro cocktail: el de sentir así, el de tocar así, el de creer así. Asi con las tripas.
¿Y tú, tú Lucía tienes amores, o necesitas una copita del tabernero?

besos,

Piel de letras dijo...

Jejejeje el noveno mandamiento se las trae ¿eh? pero quién les manda eso de andar presumiendo conquistas ya a punto "alegrones".

Besitos, Lucía preciosa.

Dédalus dijo...

Buen cóctel y buen tango. Lástima que se me haya cortado (el tango) al abrir los comentarios. Tendrías que ver la posibilidad de que se abran en una ventana diferente, para que no se corte la música, por ejemplo. Hacerlo es posible.

Besos, Lucía.

Botón dijo...

Pues... ¡que no es nada fácil ser un buen barman!!!
Y por cierto... se acertará a bailar un tango después de ese cocktail que tiene tan buena pinta???

ayyyyyy

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Cuanto ha cambiado el Chicote, Ahora te ponen el cocktail chicote directamente de una jarra.

Emma dijo...

Al barman del libro de Chicote me lo imagino asi : Delgado, orejas de soplillo, medio calvo, un poco dentudo ( no, no, dentudo no.
Veamos, delgado, orjas de soplillo, joven, alrededor de treinta años, pero casado y con un hijo que estudia con los curas. Bigotito fino,siempre sonriente, pero curioso, muy curioso. No lo puede evitar y cuando nadie lo ve toma notas sobre los clientes. Quiere ser autor teatral, que tiene mas enjundia que ser escritor.
Me gusta mucho tu blog