sábado, 22 de marzo de 2008

Una flor


El quinto planeta era muy extraño. Era el más pequeño de todos. Había apenas lugar para alojar un farol y un farolero. El principito no lograba explicarse para que podían servir, en medio del cielo, en un planeta sin casa ni población, un farol y un farolero. Sin embargo, se dijo a sí mismo:

-Tal vez este hombre es absurdo. Sin embargo, es menos absurdo que el rey, que el vanidoso, que el hombre de negocios y que el bebedor. Por lo menos su trabajo tiene sentido. Cuando enciende el farol es como si hiciera nacer una estrella más, o una flor. Cuando apaga el farol, hace dormir a la flor o a la estrella. Es una ocupación muy hermosa. Es verdaderamente útil porque es hermosa.


El principito. Antoine de Saint-Exupéry. Traducido por Bonifacio del Carril. Ediciones Salamandra (2006)

16 comentarios:

Mandarina azul dijo...

No puedo estar más de acuerdo con el Principito, Lucía, e intuyo que tú también...

:) Un beso.

Escucho de nuevo la cancion, me ha encantado... por hermosa.

goroka dijo...

Ese libro que a todas nos marcó,un beso gorokiano!

Noemí Pastor dijo...

Ese libro que todo el mundo ha leído menos yo.

ordet dijo...

qué alegría volver a leer un poco del principito, qué razón tiene... es el libro al que más cariño le tengo de cuantos he leído, una maravilla, y Joni Mitchell... qué regalos nos haces. Un abrazo.

Sonia Fides dijo...

Esta canción es la bomba, pero tienes que escuchar el "woodstock" de Benjamin Biolay.El disco "Trash yéyé" y esta la canción fantasma tras "Beaux souvenir"...No te la pierdas.

Un abrazo súper.

am dijo...

A veces lo bello vale por sí mismo. No tiene por que ser útil, supongo. Aunque es mejor creer que sí, entonces todo tendría más sentido.

Muy bonito y feliz.
;)

botas de agua dijo...

tenía un amigo que era igual que el principito, aunque le diera por crecer.
es un libro que siempre me ha inspirado una extraña melancolía; bello y doloroso.
besos, lucía, es un placer volver de un "largo viaje" y saber que estáis aquí.

39escalones dijo...

Qué paz, qué sencillez, qué delicia...
Besos

PD. Tranquila Noe, que ya somos dos.

Luisa Miñana dijo...

Leí El Principito de niña, en clase de francés, entero y en francés, traduciéndolo. El mejor curso de idiomas de mi vida.
Aprendí a reflexionar mejor con ese libro. Me enseñó a pensar intentando ir siempre un poco más allá. Es pequeño planeta, tan insignificante y tan decisivo, em hizo pensar mucho entonces, sí.
Besos y gracias, Lucía. Me ha encantado. Y la canción.

Salamandra dijo...

Creo que yo tendría las estrellas siempre encendidas, pero todo el mundo tiene que tener un trabajo.

Me debo estar forrando con la editorial, y sin enterarme.

Saludos postvacacionales.

Ukey dijo...

Tienes un premio en mi blog :)

Fernando dijo...

Lo pequeño, lo sin sentido, lo humano. Todo está en esa maravilla de texto.
Eres toda una Prinipita de los blogs.
Besos

Lorena dijo...

El principito como siempre, mágico.
Un beso

Fernando dijo...

Sí, como este blog, que nos permite seguir disfrutando como niños.
Un beso.

Francisco Machuca dijo...

Vivo en un planeta pequeñito en donde me dedico a regar una flor.Hago preguntas sencillas que no tienen respuestas.Camino lentamente para saciar mi sed.Veo como pasan los trenes veloces cargados de gentes que no están bien en ninguna parte.Alzo mi mano hacia el cielo para coger una estrella.

Besos y un fuerte abrazo.

comopompasdejabon dijo...

Tremendamente poético, un libro exquisito, deberían leerlo no crees?