viernes, 15 de febrero de 2008

Nombrar a los muertos, de Ian Rankin

Los que ya conocen la obra del escritor Ian Rankin saben que las referencias musicales no faltan en sus novelas. Nombrar a los muertos comienza con el funeral del hermano de Rebus y Love Reign O'er Me de The Who sonando como himno final. Esta no es la única referencia al albúm Quadrophenia, el libro está estructurado en cuatro "caras", como el disco, y del mismo modo que el albúm  cubre cerca de cinco días en la vida de Jimmy, seguidor del estilo mod a mediados de 1964 en Inglaterra, las cuatro "caras" del libro cubren los nueve días en la vida del inspector John Rebus y la sargento Siobhan Clarke durante la visita del G8 a Escocia en julio de 2005.

Con las movilizaciones contra el G8 de fondo los dos protagonistas tendrán que investigar dos casos: la aparición de nuevas pistas en un caso que no llegó a resolverse en su momento, indican que el culpable podría ser un asesino en serie; y el aparente suicidio de un miembro del Parlamento de Londres durante una cena de ministros y altos funcionarios. Ambos casos pueden enturbiar los actos del G8 y se ordena a Rebus dejar de lado las investigaciones, cosa que por supuesto no hace y que le cuesta una suspensión.

Siobhan además se verá en el filo de la navaja al solicitar ayuda al mafioso Cafferty para averiguar quién agredió a su madre durante una manifestación.

Rebus ya tiene sesenta años, sólo falta un año para su jubilación, pero está en su mejor momento, cínico e insolente como nunca.

Por cierto, los que quieran saber de dónde tomó el nombre el grupo Steely Dan tendrán que leer al menos hasta la página 49. (Y no vale buscarlo en Google).

Nombrar a los muertos. Ian Rankin. RBA. Traducción de Francisco Martín Arribas.

 

Dedicado a Entrenómadas.

 

Technorati tags: , ,

13 comentarios:

Desesperada dijo...

vaya, tengo tantas ganas de leer a este tipo y nunca lo hago. gracias por el empujón

Ajenjo dijo...

En un par de semanas voy a tener que hacer un viaje de 12 horas, y se me antoja que este es el libro perfecto. Eso, si alguna editorial lo está imprimiendo acá, en el tronco del mundo.

beso
A

entrenomadas dijo...

Bueno, me lo compro enseguida y lo leo rápidamente. La de ganas que me han entrado.
Te lo agradecemos, mucho.

Un beso,querida Lucía

Marta

goroka dijo...

Mmmmm,interesante!!

no-no dijo...

No

39escalones dijo...

Qué buena pinta... ¡a la lista! (que ya es larga, por cierto).
Besos

malvisto dijo...

Me encantan los insolentes: lo único es que la portada del libro no me parece la mejor el mundo.

a

Chechu dijo...

Se agradecen siempre las recomendaciones literarias.

MK dijo...

Vas a hacerme adicta a la novela negra.

Francisco Machuca dijo...

Desconozco la obra y el autor.Me gustaría tener todo el tiempo libre del mundo para emplearlo únicamente en libros,cine,pintura,y,por las noches pasarlas en un club de jazz.Ay,que genial sería la vida,Lucía.
Besos.

Lucía dijo...

¡Ay Francisco! Yo me apunto a esa vida sin dudarlo.

Abrazos.

Isaac González Toribio dijo...

Sí, sí... Libros, pelis, música, cenas con velas y champagne y noches de jazz. Pero faltan dos cosas para una vida perfecta: viajar y mucho, y unas dosis adecuadas de amor. Así, si

Compreré el libro, Lucía y lo leeré. Aunque sólo sea por la cantidad de veces que vi Quadrophenia (hace ya tanto tiempo...) Besos y felicidades por tu excelente blog

Noemí Pastor dijo...

Tengo el libro preparado, listo, ¡ya! en mi mesilla de noche. Le tocará el turno quizás mañana. Tus líneas me han animado todavía más a leerlo. Ya te contaré. Un beso.