viernes, 11 de enero de 2008

Viaje

 

Pero a la vez el río, la playa, la selva, estaban en calma, en una calma perfecta.

 

El corazón de las tinieblas. Joseph Conrad.

 

Fotografía: Ben tre mangroves. Peter Steinhauer.

18 comentarios:

39escalones dijo...

Uno de mis libros favoritos, si no el que más: la calma que precede a la tempestad, el viaje exterior y el viaje interior, las tormentas que se desencadenan en uno y otro, el horror...
Lucía, como tú dices, apenas escribes en tus posts y te costará discurrirlos, pero bendita capacidad de discurrir la tuya.

Besos

Botón dijo...

La lectura de este libro pulsó en mí notas en una clave nueva...

Y esa imagen... exacta para el fragmento elegido...

Un abrazo, Lucía

Ajenjo dijo...

¿le dije alguna vez que tiene mucho talento para asociar citas literarias e imágenes?

beso
A

Argonauta dijo...

Conrad es siempre una invitación a la aventura y los viajes. La foto también es muy sugerente... Viajemos pues con la literatura y la imaginación.

Un beso desde el Mediterráneo.

El lenguaraz dijo...

La calma de la selva es inquietante, porque sabes positivamente, que muchos ojos te ven, sin que tú los percibas; me parece muy apropiado el tándem que ha escogido para hoy. Gracias, como siempre, por traernos regalos; ¿no será Ud. familia de alguno de los Reyes Magos?

El amigo secreto dijo...

Quién pudiera perderse en esa selva... Claro que sin bichos ni cosas peligrosas, no vayan a romper nuestra calma. Un saludo.

denise makedonski dijo...

mi querida Lucia, cuando todo parece tan calmo es que todo se mueve entretelones..interesante cita..no he leído el libro..pero lo tendré en cuenta..pasé a hacerte una visita..espero hayas empezado bien el año..y gracias mil por tus buenos deseos de fin de año..y te dejo muchos cariños y espero este año estar más presente en tu blog...besitos..Denise

Leo Zelada Grajeda dijo...

Buena cita de Conrad.

Fernando dijo...

Supongo que no hay nada más aterrador que esa calma. Y espero no comprobarlo más que releyendo el libro...
Un beso.

Noemí Pastor dijo...

La selva gris, plateada, blanquinegra. ¿Ha nevado?

Cuasifocles dijo...

La foto y el post lo merecen así que, aunque no suele quedar bien "tiraré" de una cita. Además, es de un músico.

"El silencio es el ruido más fuerte"
(Miles Davis)

Saludos.

Francisco Machuca dijo...

Una de mis novelas iniciáticas de mi adolescencia.todo un viaje interior a través del corazón del ser humano.Impactante imágen.No me importaría volver al corazón de las tinieblas.
Besos.

MK dijo...

Que bueno , tengo escogido un párrafo de este libro también. Y también describe ese momento de tensión y de pánico ahogado antes del grito de terror.Conrad lo reflejó magistralmente.
¿Has leido (por asociación atmosférica) "La piel fría" de Albert Sanchez Piñol?

Sonia Fides dijo...

Lucía, hace algunos días releía esta novela. Y anoté en mi cuaderno de trabajo el mismo fragmento que tu escoges para tu post. Unas pocas palabras que le sirven al autor como la mejor columna vertebral para su novela.

Un abrazo.

Miss Missing dijo...

El agua parece mármol, ¿a eso se refiere Conrad?

Besos guapa!

Fernando S. dijo...

no creo en la irregular pasión de las tempestades y las calmas...eso es más bien una sensación humana creada por la ausencia de uno con respecto al otro fenómeno...lo que si sé es que tienes una gran habilidad para darme que pensar y emocionarme a veces,y eso es impagable querida Lucía...besos.

samuel ordet_ dijo...

Conrad: otra asignatura pendiente... qué fotos consigues, Lucía... es un placer, tienes un don para unir en santo matrimonio imágenes y palabras maravillosas, por favor, ¡no lo pierdas! Felicidades una vez más, y saludos

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Lei el corazón de las tinieblas de Conrad, pero era una traducción tan mala que no me gustó nada. Una mala traducción destroza un libro hasta límites insospechados. eso me pasa por comprar ediciones baratas.