domingo, 23 de diciembre de 2007

Navidad

 

 

La verdad es que no conseguía conciliar el sueño, de modo que empecé a preguntarme qué me regalaría Papá Noel. Deseaba un cuchillo con mango de nácar. Y una caja grande de rompecabezas. Y un sombrero de vaquero con su correspondiente lazo a juego. Y un rifle BB para disparar a los gorriones. (Años después, tuve una carabina BB y maté con ella un sinsonte y una perdiz, y nunca he podido olvidar la pena, la angustia y la tristeza que sentí; jamás he vuelto a matar animal alguno y siempre que pesqué un pez lo volví a echar al agua.) Y también quería una caja de lápices de colores. Y, más que ninguna otra cosa, una radio, aunque sabía que eso era imposible: no conocía ni diez personas que tuviesen radio. Recuerden que estábamos en plena Depresión y en el Profundo Sur no abundaban precisamente las casas que tuvieran radio o frigorífico.

Una Navidad. Truman Capote.

 

Fotografía: Bookish Christmas trees. Macinate. Flickr.

Technorati tags: , ,

27 comentarios:

MK dijo...

Me encantan todas esas fotos con textos y libros como soporte de creaciones en volumen y hermosos universos de papel.
Sólo paso a dejarte un abrazo , pasteloso e impregnado del Espiritu de la Navidad ...que espero sea clemente contigo.
Hasta pronto...quiero decir que espero que todo esto pase pronto...hasta entonces creo que voy a invernar un poquito.
Besos , guapa.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

La anécdota de Truman Capote me recuerda esta otra que me ocurrió en mi infancia:

Trauma

"A todos los críos del barrio le gustaba cazar pajarillos. Era un entretenimiento productivo porque contaba con el beneplácito de los mayores que después se lo comían fritos con ajos picados. A juzgar por sus comentarios deberían estar muy sabrosos, una delicia culinaria. Nunca me comí uno.

Sin embargo coger algún gorrión, colorín, verderón o cualquier otra especie era un reto. Todos fardaban con sus ristras de pájaros enganchados por el pico con un alambre. Tal fue la presión que decidí, junto a mi hermano menor, instalar dos o tres trampas las cuales había que vigilar porque de lo contrario otros chicos las robaban. Eran de cobre dorado y reluciente, a estrenar. Supongo que las compraría mi padre.

Buscar el cebo

Varios intentos consecutivos terminaron por desalentarnos al ver que ningún pajarillo había caído en las trampas. Así transcurrían los días sin mayor barbarie y en el juego de imaginarnos que éramos cazadores.

Pero cuando ya lo dábamos todo por perdido y estábamos a punto de desistir porque nos abrumaba el desánimo en una de las trampas oteamos unas pequeñas plumas. Al llegar hasta el lugar uno de los pilla-pájaros había saltado y atrapado por el cuello a un diminuto pájaro.

La alegría inconmensurable de triunfo no tardó mucho en transformarse en tristeza. Apenas pude sacar del alambre el cuerpecillo del ave, note el suave tacto de sus plumaje y su inerme presencia entre mis dedos, un sentimiento de pesadumbre me invadió porque no podía devolverle la vida y echarlo a volar.

En ese momento terminó mi vocación de cazador hasta hoy."



Besos para ti también Lucía.

samuel ordet_ dijo...

Lucía, me ha gustado el texto que has escogido sobre la navidad, es una visión personal, distinta, auténtica... como siempre bellamente ilustrado... Enhorabuena una vez más. Aprovecho para dejar dirección de un blog nuevo (pero sigo con arrebato de cine original) con escritos, algún verso... versosalgunavezpoesia.blogspot.com -Ah, ojalá disfrutes tanto de la obra sublime de Murnau como yo, o más aún.
-Besos y abrazos.

Sonámbula dijo...

Buena elección, Lucía. Me gusta Truman Capote, y me gustaron también las dos versiones para el cine que se hicieron sobre él. Aprovecho para desearte una feliz navidad y un fantástico año 2008. Muchos besos :-)

Eryx Bronte dijo...

Feliz siempre Lucía, así te quiero. besos.

ANA dijo...

Árboles de cultura de los que cuelgan guirnaldas de palabras dichas y escritas, pensamientos iluminados que se encienden y apagan al son de una leyenda que cuenta y descuenta y de unos finales a veces con sabor a turrón y a veces a amargura.
Son estos árboles los más originales que he visto esta Navidad Lucía.
Un abrazo,
ana.

39escalones dijo...

Fenomenal elección, felicitación original y no exenta de reflexiones.
Muchas felicidades, y mucho descanso estos días, si puedes.
Besos.

cacho de pan dijo...

qué puedo decirte?
exquisita?
un abrazo con estrellas y regalos

Andseo dijo...

Yo una vez mate un pajaro.
Luego lo vi en el piso tendido y desde entonces no he vuelto a subir ninguna escalera...

MentesSueltas dijo...

Les dejo un profundo deseo de paz interior,
energia y amor para estas fiestas.
Aprovechemos estos momentos de reflexiòn para
agradecer todo lo que tenemos.
Compartamos y ayudemos al que sufre.

Los abrazo con mi afecto de siempre.

MentesSueltas

Fernando dijo...

Feliz Navidad, Lucía.
Con todo cariño.
Y preciosa foto.

Francisco Machuca dijo...

Conservo todavía una carta que escribí a los reyes magos cuando tenía siete años. Mis padres no la guardaron como era debido. No me compraron lo que pedí: una máquina de escribir Olivetti y unos libros ilustrados de Tarzán.
Llegó la primavera y descubrí en el interior de un cajón la carta. No les dije nada a mis padres y me apoderé de ella con rabia, prometiéndome que no escribiría más cartas. Bueno, cosas de crios. No sé por qué te cuento todo ésto.

La imágen de tu post es magnífica, y que te voy a decir de Capote, que fue uno de mis primeros maestros literarios.

Que tengas unas felices navidades Lucía. Eres mi estrella de Oriente que me guía hacia aquellos sueños de infancia.
Un beso y un fuerte abrazo.

Lucía dijo...

Os deseo de todo corazón: paz, amor y felicidad.
Feliz Navidad.

comopompasdejabon dijo...

Saludos Lucia, te unos felices días y que recibas ese regalo especial y ¡tan, tan deseado! como esa radio de Capote.
Muchos besos en espumillon ( ya se que no esta de moda pero una, es una nostalgica ;-))

antonio dijo...

Feliz Navidad; que esta noche es NocheBuena y ya he hablado con María para que saque la bota.

Paz, amor y salud, ahora y siempre:)

Un abrazo abierto

malvisto dijo...

FELIZ NAVIDAD, LUCÍA... gracias por estas fotos. Gracias por las venideras. El texto de Capote es una bella reflexión sobre el daño y el dolor.

besos,

Entre mareas dijo...

Unos árboles muy bonitos y no podían estar hechos de otra cosa, mas que de libros.
Bonita foto.

Felices Fiestas y que el nuevo año te traiga todos, o casi todos los regalos que pidas.

Un fuerte abrazo.

Fernando S. dijo...

Se todo lo feliz que puedas...ahora y el año que viene. Un beso.

entrenomadas dijo...

Buena elección, Lucía.
Quiero decirte que ha sido un placer conocerte, visitar tu casa, anotar todas tus sugerencias. Un descubrimiento tu blog.

Besos y te deseo lo mejor,

M

Miss Missing dijo...

Aprovecho para decirte Felices Fiestas!!

Un beso guapa!

Elena dijo...

Llevo tiempo sin visitar tu blog -ni ninguno en realidad- y veo que has añadido un montón de entradas preciosas. Incluso has hablado de mi adorado Murakami...

Quería desearte unas Felices Fiestas y un año nuevo cargado de felicidad, Lucía. Mis mejores deseos para el 2008.

Un abrazo

Miss Missing dijo...

Te voy a pedir consejo :)

1. ¿Qué novela de Truman Capote me recomendarías?

2. Y el otro es, si has podido leer Una Novela de Barrio, ¿qué te ha parecido?

Besos guapa!!

el mono dorado dijo...

feliz navidad desde mis ramas de papel.

Chechu dijo...

Buena historia para reflejar la 'otra Navidad' la de los deseos, la imaginación y los sueños cuando no te queda más remedio que ceñirte a ellos debido a los malos momentos. Espero que tengas buenos días.

Lucía dijo...

Miss Missing, de Capote te recomiendo "A sangre fría" o el libro de relatos "Un árbol de noche".
Tengo desde hace días el libro de González Ledesma, pero no lo empezaré hasta el fin de semana porque ahora mismo estoy leyendo otro. ¿Ya lo has leído? ¿Qué te pareció?
Besos.

Noemí Pastor dijo...

Llego tardísimo, pero los buenos deseos siempre son oportunos. Muy bonito todo. Un beso y felicidad.

Miss Missing dijo...

Muchas gracias por la recomendación. Pues todavía no me ha dado ni tiempo a comprarla, te lo preguntaba que tal para saber que te parecía. Ahora que tendré más tiempo me lo leeré con calma.
Besos guapa.