domingo, 11 de noviembre de 2007

Premio Renaudot

Con tanta emoción por la concesión del Premio Goncourt se ha hablado muy poco del ganador del Premio Renaudot, que este año ha recaído sobre el escritor Daniel Pennac, conocido entre los aficionados a la novela negra por sus libros sobre la peculiar familia Malaussène,  ambientados en el barrio de Belleville en París.
Pero no es por una novela negra por lo que le han otorgado el Premio Renaudot, sino por "Chagrin d'école", un  relato autobiográfico sobre su pasado de mal estudiante.

Allá por el año 1926 mientras en la primera planta del restaurante Dourant el jurado deliberaba sobre el fallo del Premio Goncourt, en la segunda planta, diez críticos literarios un poco aburridos idearon un nuevo premio literario, el Premio Renaudot, que desde entonces siempre se anuncia inmediatamente después del Goncourt.

Las novelas sobre Benjamin Malaussène y su atípica familia se pueden encontrar editadas en castellano por la editorial Mondadori:

- La felicidad de los ogros.
- El hada carabina.
- La pequeña vendedora de prosa.
- El señor Malaussène.
- Los frutos de la pasión.

Como no me gusta la biografía de la Wikipedia sobre el Sr. Pennac les copio aquí los datos biográficos de la solapa de uno de los libros de la Editorial Thassàlia :
"Daniel Pennac, especializado en casos raros, profesor en un liceo de enseñanza media de la región de París, nació en Casablanca en 1944, hijo de un funcionario colonial. A causa de la profesión de su padre, Daniel Pennac viajó mucho durante su infancia. Fue en Brasil donde realizó los dos descubrimientos más importantes de su juventud: de una parte la hamaca y de la otra un viejo ejemplar de serie negra. Del uso simultáneo de estos dos objetos, del placer que obtuvo de ellos, nació su vocación literaria. Daniel Pennac ha sido leñador en la Costa de Marfil, taxista en París y dibujante de la Quinzaine Litteraire..."



La puerta de la quincallería que nos sirve de apartamento se abre de pronto ante el Pequeño que comienza a berrear:
-¡Eh! ¡He visto un hada!
La casa no deja por eso de funcionar. Mi hermana Clara, que prepara un pierna de cordero a la Montalbán, sólo pregunta, con su voz de terciopelo:
-¿De verdad, Pequeño? Cuenta, cuenta...
Julius el Perro, por su parte, se va directo a su escudilla.
-¡Un hada de verdad, muy vieja y simpática!
Mi hermano Jérémy lo aprovecha para intentar librarse del curro:
-¿Y te ha hecho los deberes?
-No- dice el Pequeño-, ¡ha transformado a un tipo en flor!
Como nadie reacciona ni una pizca el Pequeño se acerca a Stojilkovitch y a mí.
-De verdad, tío Stojil, he visto un hada, ha transformado a un tipo en flor.
-Mejor es eso que lo contrario -responde Stojil sin apartar los ojos del tablero.
-¿Por qué?
-Porque el día en que las hadas transformen las flores en tipos, el campo no será ya frecuentable.


El hada carabina. Daniel Pennac. Editorial Mondadori.

Tags: , ,    Powered by Qumana

12 comentarios:

Piel de letras dijo...

Me enganchó, señorita Lucy, la curiosidad por conocer de lo que habla el niño... "El hada Carabina"

A buscar el texto

Besos

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Naciendo en Casablanca y en el año 1944 no me extraña que sea un portento de la narrativa. Hubiese sido el colmo que se llamase Rick. Besos.

39escalones dijo...

Una vez más, no lo conocía, pero coincido con que llevando la vida que ha llevado este hombre, sin duda tiene que tener historias para dar y vender y además saber contarlas.
Besos.

Noemí Pastor dijo...

Confieso avergonzada que no he leído nada de Pennac. Ahora igual me animo, porque tengo debilidad por el barrio de Belleville.

Francisco Machuca dijo...

Si debo ser sincero,no me apasiona mucho la obra de Pennac.Por otra parte,tampoco me gustan mucho los premios. Yo fui miembro del jurado de uno de los premios más importantes que se concecen en Cataluña:Premio Lector de la Odissea,y abandoné de inmediato porque desde mi punto de vista como lector de toda la vida no me parecía nada correcto todo lo que sucedía allí,y no hablemos de la calidad de las obras.
Si me permites un comentario un tanto "pedante",nunca he comprendido la utilización de la frase "El hada",error gramatical cometido por numerosos escritores,cuando lo correcto es escribir "La hada".Pero bueno,esto es otra historia.
Muchos besos Lucía.

entrenomadas dijo...

Lucía, es buenísimo, un placer leerlo.


Besos

Azul Caleidoscopio dijo...

Impresionante como en un parrafo tan corto se puede decir tanto, se puede intuir la calidad de un libro y su mensaje. Lo busco, Lucia, gracias. Un abrazo.

Viuda de Tantamount dijo...

Me fascino de pies a cabeza.

Por cierto, tengo que devolver el libro a su legitimo propietario...

B x C

Salamandra dijo...

Hoy me apetece ver como transforman a alguien en flor. ¿De golpe, poco a poco, de arriba a abajo, de dentro afuera? ¿Duele?

Argonauta dijo...

Hola Lucía: No conocía a Pennac pero el fragmento que has transcrito parece prometedor. Me gusta venir por aquí porque siempre me presentas nuevos artistas.

Saludos desde el Mediterráneo.

malvisto dijo...

Hola Lucía, espero estés bien, jeje: eso com para decirte lo siguiente: casi siempre echo de menos la buena literatura, los buenos libros en los premios que otorgan... Hace poco en Bumerang hablaba precisamente de eso: como dice Calamaro, cada vez más más camiseta, pero cada vez menos gambeta..... a Pennac, lo conozco: pero siempre sospecho de estas concesiones de premio. Ello es bueno para gente incipiente, que busca un lugar... pero para alguien consolidado, no me gusta. Prefiero premios por obras publicadas....
Mira tú que ni a Joyce, ni a Prouste, ni a Tolstoi, ni a Rimbaud, ni a Miller les dieron premios.... no sé: me parece que le sale caro a la literatura los premios.


abrazos!!

Fernando dijo...

Yo tampoco he leído nada de Pennac, aunque tengo pendiente especialmente Como una novela. Mea culpa.
Besos, Lucía.