martes, 6 de noviembre de 2007

Pizzini




Odd Poetry (directo).  Dhafer Youssef. Del álbum Divine Shadows. Jazzland Recordings. 2006.



Sobre el Laúd en tiempos remotos
Anónimo

Hace mucho tiempo, cuando reinaba bajo el cielo Fu Hsi, éste miró hacia arriba contemplando; miró hacia abjo investigando. Merced a su influencia sobrenatural hizo salir del río Yung al dragón en cuya espalda estaban impresos los ochos trigramas y con ellos elaboró el Libro de las Mutaciones. Después, escuchando los vientos de las Ocho Direcciones construyó tubos sonoros. En el monte I escogió un árbol solitario y logrando que el principio Yin completara al Yang, creó la Música Elegante, llamándola Laúd.
Laúd significa moderación, es decir, restringir la falsedad y evitar la livianidad. Implica, además, fomentar benevolencia y rectitud y el retorno al Tao; es un medio de cultivar la persona y regular la mente, hace retornar al hombre a lo que tiene de celestial, le hace olvidar su forma mortal y lo reúne con el vacío. El espíritu se concentra y se funde en al Gran Armonía.


Textos de estética Taoísta. Luis Racionero. Alianza Editorial.

Tags: , , ,   Powered by Qumana

12 comentarios:

Eryx Bronte dijo...

hermoso instrumento que te hace pensar en tus emociones más hondas. Abrazos.

Salamandra dijo...

Una referencia visual, el laud en escorzo de Los embajadores de Holbein.

Escribo esto mientras escucho la música.

39escalones dijo...

Las melodías de laúd árabe siempre me resultan evocadoras, misteriosas, sinuosas, inquietantes, arrebatadoras para los sentidos, como las laberínticas calles de la Cashba o los oscuros recovecos de los zocos. Vamos, que mucho mejor que la mandolina, dónde va a parar.
Impresionante interpretación. Boca abierta.
Besos.

botón dijo...

Qué disfrute el vídeo.
Y qué interesante el texto.
No sé por qué, laúd y flauta dulce, tan poco frecuentes los dos, me atraen especialmente.

Un besazo, Lucía

denise makedonski dijo...

Que bella filosofía de vida y cuánto bien haría al mundo..Siempre he querido seguir el pensamiento del Tao, que tanta sabiduría encierra..El equilibrio de la persona, el remanso de paz que nos lleve lejos del agitado vaiven occidental..Hermosísima música..Besitos cariñosos..Chauuu!!Denise

Lucía dijo...

Botón, si te gustan la flauta y la laúd puedes escuchar el disco anterior de Youssef "Digital Prophecy" hay temas con flauta muy, muy buenos.

Abrazos.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

En casa de mi madre hay un Laud de la época de maricastaña, creo que era de cuando uno de mis hermanos tocaba en una especie de rondalla. Un video y música excelente.

Sebastián dijo...

En primer lugar, Lucía, gracias por tu visita y por tu comentario. Me alegro de compartir contigo aficiones y caleidoscopios. Me encanta Dhafer Youssef. Y me gusta mucho tu espacio, lleno de referencias y propuestas interesantes. Si no te importa, te enlazaré en mis dos blogs para tenerte más cerca. Salud y un fuerte abrazo.

malvisto dijo...

... le hace olvidar su forma mortal y lo reúne con el vacío.
ESTE es el tiempo en el que debo tener instrumento parecido muy cerca de mi.

abrazos!

Piel de letras dijo...

Trigrama (palabra nueva para mi, ¡GRACIAS!) ¿como PENTAGRAMA?

Saludos, Lucía

Besos

entrenomadas dijo...

Lucía,
este es el segundo comentario que escribo. Se ha borrado el anterior. A ver ahora.
Es un instrumento muy delicado, profundo y bello y el Libro de las Mutaciones tengo por costumbre leerlo un día sí y otro también. Me relaja, me da paz. Los dos unidos son una medicina.

Besos,

Fernando dijo...

Creo que no hace falta ser Confucio, ni laúd, para aportar un soplo de vida a la Gran Armonía. Así nos lo demuestras. Y es un consuelo para los pobres mortales.
Un beso, aunque sólo sea de agradecimiento por estos hermosos momentos.