jueves, 29 de noviembre de 2007

Medio kilómetro

 

 

El compositor

 

Todos traducen: el pintor bosqueja

Un ámbito visible que despierta

Amor u oposición; de su vivir

Toma el poeta imágenes que hieren

 

O enlazan con trabajo Vida y Arte,

Llevándonos a trasponer la brecha;

Sólo tus notas son puro artificio,

Sólo tu canto es un don absoluto.

 

Vierte pues tu presencia, que se anegue

De júbilo  la esclusa de las vértebras,

Turba este clima de silencio y duda;

 

Pues sólo a ti, canción, te es imposible

Decir que una existencia se ha arruinado,

Y viertes tu indulgencia como un vino.

 

Diciembre 1938.

 

Los señores del límite. Selección de poemas y ensayos (1927-1973). W. H. Auden. Edición bilingüe de Jordi Doce. Galaxia Gutenberg. Círculo de Lectores.

9 comentarios:

39escalones dijo...

Qué hermosura de poema, qué maravilla (y también de playa, al paso que vamos playas como estas están ya en peligro de extinción). Auden es especial.
Otro 'piazo' post.
Besos.

Ex Traño dijo...

otro increíble desconocido para mi...
pero bueno soy bastante limitado, gracias por traerlo, un besote

Juan Manuel Macías dijo...

Jordi Doce es un traductor incansable (yo no sé de dónde saca el tiempo) y un excelente poeta. Acaba de salir en Pre-Textos su traducción de Anne Carson (una poeta canadiense casi desconocida en España). Se titula "Hombres en sus horas libres". Te lo recomiendo. Te va a encantar, seguro. Besos.

entrenomadas dijo...

Lucía, me quedo con las saber de saber dónde esta la playa.
El poema es precioso y no lo conocía.
Besos,

malvisto dijo...

Me he quedado sin ver la playa :(; dice ahí que mi conexión anda floja... bu
Y el poema, me quedo con las última línea. Vierta su indulgencia como u vino. Caramba. Qué buena imagen..

Salamandra dijo...

Estos malandrines del trabajo no me dejan ver tus vídeos, ni los de nadie.

Precioso poema.

MK dijo...

No puedo ver ahora el vídeo , lo veré más tarde.
Recuerdo haber recordado a Auden en esa escena de "Cuatro bodas y un funeral".Que bien situado y recitado estaba allí aquel famoso poema suyo.

Francisco Machuca dijo...

Me gusta mucho el título de tu nueva entrada,que sigue hacia esas imágenes que te adentran en una playa para llegar hasta un poema de Auden.Al final descubres que el Medio kilómetro se ha convertido en una isla a la cual no quieres salir.

Gracias de nuevo Lucía por lo de la pluma.Te mando muchos besos con tinta.

Sebastián dijo...

Magnífica performance (que podríamos considerar Land Art efímero)cargada de simbolismo y magnífico poema de Auden, que ya conocía. Me gustan mucho tus "mezcolanzas". Un abrazo.