jueves, 25 de octubre de 2007

Mérito, capacidad y una ventana al campo




J. S. Bach / Glenn Gould




De la adherencia a la antigüedad
Pero la enemiga más mortal del entendimiento, y aquella que ha infligido el mayor castigo a la verdad, ha sido una adhesión perentoria a la autoridad, y en especial el establecer nuestras creencias sobre los dictados de la antigüedad. Pues (como cada uno puede observar) la mayoría de los hombres de las edades presentes mira con tanta superstición las edades pasadas que las autoridades de una exceden a las razones de otra. Y como las personas de esas edades están, en verdad, muy alejadas de nuestros tiempos, sus obras, a diferencia de las nuestras, que pocas veces pasan sin disputa, ya sea por parte de contemporáneos o de sucesores inmediatos, han quedado ya fuera de la distancia de las envidias. Y cuando más retiradas de los tiempos presentes, más se juzga que se acercan a la verdad en sí. Pero creo que aquí nos engañamos manifiestamente, y que nos alejamos un luengo trecho del camino de la verdad.



Sobre errores vulgares. Thomas Browne. Traducción de Daniel Waissbein. Siruela

Tags: ,           Powered by Qumana


10 comentarios:

Fernando dijo...

Por Tutatis que es complejo y de lenta digestión este párrafo. Al menos Bach lo ha suavizado bastante :)
El problema que le veo es el manejo de un concepto como es la verdad. Me parece tan terriblemente dual, retorcido y escurridizo que no me atrevo a teorizar u opinar al respecto.
En todo caso, como dijo el sabio, Dios (o equivalente) no es que sea omnisciente y omnipotente, sino que es tan antiguo que se lo sabe todo de memoria.
Un beso, sabia artista.

39escalones dijo...

En efecto, más sabe el diablo por viejo que por diablo. La verdad, al no ser un concepto objetivo, sino una mera convención, es inasible en sí misma. Algo puede ser verdad o no. Pero, la verdad, ¿qué es en sí? Sólo la confirmación empírica de una predicción nuestra, que puede ser por lo tanto errónea. El tiempo también es una convención humana, pero la memoria, que es la madre del tiempo, sí es objetiva, aunque traidora.
Jó, me bulle la sesera. Menos mal que están el viejo Johann y los dedos prodigiosos de Gould para oxigenar la mollera.
Besos.

comopompasdejabon dijo...

La verdad? existe una y única ??? ¡ caramba pues no lo sabia!! :-)
Cuando caminamos en linea recta, en zig zag,o para atras siempre damos un paso y luego otro, pero sin el anterior no seria camino sino carrera de sacos ¡ canguros a salto de mata!.

Me apasiona Bach , ya lo sabes mi querida Lucia.
Mis besos

Francisco Machuca dijo...

Me ha llegado al "alma" Lucía,curiosa palabra,ya nadie sabe en dónde se encuentra esa cosita. Sé lo que és pero no lo puedo explicar. Hay tantos que vagan errantes, a la deriva...
"No hay futuro para esa pregunta",respondió Duke Ellington cuando le inquirieron por qué aún se le podía encontrar tocando en las sesiones matutinas del Apollo.Lo mejor es seguir remando.
Un besazo.

entrenomadas dijo...

¿De dónde has sacado el vídeo? A mi madre le ha encantado, a mi también, pero ella se ha quedado asombrada.
Hala, hija, ya te has ganado otra adicta al blog, mi señora madre.

Ventrílocuo dijo...

No sé, yo soy cada vez más viejo y con menos autoridad, y la belleza, aquello que me doblega es cada vez más joven, y tiene esa autoridad de la frescura que me deja afuera. La autoridad de lo nuevo es casi un autoritarismo.

MK dijo...

Recuerdo haber escuchado en casa de un amigo , hace tiempo ,algo de esas Variaciones Goldberg.
La verdad es que voy a buscarlo.Perfecto para esta mañana de sábado.Gracias princesa.

Bohemia dijo...

Me ha impactado el video, lo confieso...

BSS

samuel dijo...

qué maravilla el vídeo, qué grande Bach, un saludo, agradecido, samuel

Tesa dijo...

Creo que lo que ocurre es que cuando muchos opinan que alguna obra es grandiosa, lo aceptamos sin más, sobre todo si ya tiene el marchamo de “clásica” La lejanía del tiempo en la que se hizo, tan a la vez alejado de los que lo contemplamos, hace que no la cuestionemos.

Si embargo, algo más cercano, nos creemos con más conocimientos para juzgarlo. Los impresionistas en su época fueron tachados de mamarrachos.

Pero yo he visto en los museos excelentes obras de arte, increíbles y también he visto otras que no solo me han dejado indiferentes sino que en muchos casos no he sabido ver el motivo por el que está consideradas una obra de arte.

El arte tiene que despertar mis emociones, no me importa lo que digan los expertos.
Ese vídeo es para mí una obra de arte.

Gracias, Lucía, por el descubrimiento.

Besos.