jueves, 31 de mayo de 2007

Misterio para tres detectives, de Leo Bruce

Un fin de semana en la campiña inglesa. Varias personas invitadas a la casa de estilo gregoriano de la familia Thurston. Una inocente charla sobre crímenes literarios. Una agradable cena con vino del Rhin. Y después de la cena la señora de la casa es asesinada en su habitación. Cuando los invitados llegan a la habitación alarmados por los gritos se encuentran la puerta cerrada desde el interior, a duras penas la rompen y entran como pueden, pero ya es tarde, la sra. Thurston yace muerta en la cama con la cara cubierta de sangre. Registran el cuarto y comprueban las ventanas que permanecen cerradas. No hay ningún rastro ni vía de escape, entonces ¿cómo salió el asesino de la estancia? A la mañana siguiente, por un motivo u otro, llegan a la casa: lord Peter Wimsey, Hércules Poirot y el padre Brown.
Lord Peter se queja: "Otro caso de puertas cerradas -dijo con evidente tedio. Esperaba que fuera algo nuevo".
Tres hombres preclaros, tres mentes sagaces, tres métodos de investigación diferentes y muy personales,  tres conclusiones dispares y tres culpables equivocados. Será el menospreciado sargento Beef, perteneciente al cuerpo policial del pueblo, quién basándose simplemente en las pruebas llegue a la conclusión correcta. Un final digno de Gil Grissom. Y un bonito homenaje a los clásicos de la novela policial.

"Misterio para tres detectives". Leo Bruce. Editorial Versal.

Tags: , ,   Powered by Qumana


6 comentarios:

entrenomadas dijo...

Otra caso de puertas cerradas. Me encanta. Qué buena frase. Sabes que últimamente lo único que me relaja es el misterio y la novela negra.
Una amiga mía me dice "Tú estás rara", pero es verdad. Me evado muchísimo. Y este libro cae al bolso del verano. Lo voy a leer. Más que seguro.
kisses

El amigo secreto dijo...

Oyes, pues tiene buena pinta... Espero que el asesino no sea el mayordomo. Ya no se hacen trailers como los de antes, dicen, pero tu lo has hecho muy bien.

Vido dijo...

Gracias por su visita! Adiós.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Pues me parece estupendo que el espíritu de Miss Marple y Hércules Poirot estén hoy en día vigentes, que no todo va a ser vanguardismo literario.Lo anotaré.Un saludo.

39escalones dijo...

Tiene muy, muy buena pinta. ¿El asesino no se habrá escondido en el armario de la habitación y habrá salido tan ricamente una vez abierta la puerta, no? Lo sentiría por el libro. Tiene muy buena pinta.
Me recuerda a la peli Gosford Park, de Robert Altman, el policía torpe y el guardia del final.
Un abrazo

Lucía dijo...

El asesino no estaba escondido ni en el armario ni debajo de la cama. Y la puerta y la ventana estaban cerradas.
Un beso.