martes, 10 de abril de 2007

UN MUERTO Y MEDIO, de Gery Palazzotto

Palermo: barrio de Annunziata. Detrás de la iglesia aparece un muerto y el párroco del barrio con una paliza de las que hacen historia. Único testigo a parte del párroco, que no recuerda nada, es un joven con una grave enfermedad psíquica que no le permite racionalizar las cosas.

Un caso difícil de resolver. Pero si la trama no tiene desperdicio, los personajes tampoco.

Comisario Giovanni Porzio: tiene muy mal carácter y muy poca paciencia, es desconfiado y bastante egocéntrico. Monta en cólera a la mínima.

Agente Anselmo Faraci: intachable y respetable.

Agente Giulio Climenti: “puntilloso y rutinario hasta rayar en la paranoia”.

Forense Giuseppe Mazzo: no se lleva bien con el comisario, es arrogante y está un poquito sordo. Le chifla el heavy metal.

“Como si le hubiese atravesado un rayo, el comisario se abalanzó sobre el teléfono con tal violencia que hizo caer el auricular.

- Quisiera hablar con el doctor Mazzo.

Porzio miró alrededor exasperado.

- Coño, sólo faltaba la secretaria. Voy a ver si está, ¿pero es que tiene que buscarlo con los prismáticos? Eso es un tugurio, no un aeropuerto –gruñó con la mano encima del auricular.

Mazzo se dejó oír pasados cinco minutos, tiempo durante el cual el comisario se dedicó a invocar los santos del calendario hasta casi llegar a las postrimerías del mes de abril.

- ¿Cómo va, Porzio? –preguntó el médico.

- ¿Y a usted?

- Bien.

- A mí en cambio me va de mierda. Y si dentro de unos instantes no tengo las respuestas que me corresponden, puede estar seguro de que estaremos a la par.”

Roca Editorial.

Blog del escritor Gery Palazzotto.

4 comentarios:

fabrizio dijo...

I'm reading this book in italian language. Wonderful!

Lucía dijo...

È molto divertente quando il comissario si arrabia !!

Noemí Pastor dijo...

Qui tutto il mondo parla italiano! Ma non io. Oye, Lucía, anímate a comparar a este siciliano con el otro ilustre: Camilleri. Te lo agradeceré en el alma. De tutto il mio cuore!

Lucía dijo...

¡Pues para no saber italiano te explicas muy bien! Me quedo con Camilleri, sus novelas están mucho más elaboradas.